martes, 11 de abril de 2017

El final del día, de Claire North


La última novela de Claire North, El final del día, supuso un parón en la pila para adentrarme en otro texto de la carismática autora inglesa. El "efecto novedad" además de que desde la editorial inglesa me enviaron un ejemplar para reseñar, pues me tiré de cabeza. De Claire North he leído Las primeras quince vidas de Harry August, novela a la que le dedicamos un The Spoiler Club (y que quizá algún día acabe mis notas y publique la reseña por aquí), además de las tres novelitas cortas tituladas The Serpent, The Thief y The Master. Además el año pasado ganó el Premio Ignotus 2016. El caso es que con estos precedentes yo tenía suficiente confianza en la autora como para ni siquiera dudar de si la novela iba a gustarme o no. Estaba seguro de que sí.

El final del día nos presenta a Charlie, el cual se encarga de ser el heraldo de la Muerte. Tiene que viajar por todo el mundo visitando a diferentes personas para llevarles mensajes concretos por orden de la Muerte, y que precisamente Charlie te venga a ver suele ser un presagio funesto. O no. La novela se estructura en fragmentos muy cortos que representan situaciones, viajes o experiencias que vive Charlie, y que funciona a modo de un fix-up de relatos cortos que forman una novela de extensión considerable. 


Claire North tiende a jugar con los capítulos cortos, textos breves pero muy impactantes y que dejan un cliffhanger (mayor o menor) para enganchar con el siguiente. Tengo la impresión de que la autora ha querido llevar esto más allá adaptando una trama que le permita seguir esta estructura. Así como en Las quince vidas de Harry August "casi" cada capítulo era una vida, o una historia cerrada, en El final del día tenemos que cada capítulo es un viaje o una situación concreta dentro de cada viaje. A título personal me parece una idea original, pero creo que es una estructura muy delicada. Claire North tiende a divagar en sus novelas. Introduce temas concretos y reflexiona sobre ellos para luego dejarlos a un lado sin más. Por lo tanto que esta novela tenga capítulos enteros de temas que ni van ni vienen a la trama me destroza por completo el ritmo y no me permite disfrutar de la historia. Me saca del texto. Que el ritmo narrativo se rompa para reflexionar sobre algo concreto del cambio climático, del Bréxit, o incluso de fútbol (¡del fúbtol!) es algo que no he sido capaz de asimilar.

La novela tiene muchos puntos positivos, sin ir más lejos, el propio estilo de la autora es espectacular, y es que Claire North escribe terriblemente bien. La trama es interesante cuando se centra en, bueno, en la trama, y que aparezcan más jinetes del Apocalipsis es bastante emocionante. Tengo la sensación de que Claire North tiene unas ideas brillantes, pero que nunca acaba de conseguir sacarle todo el potencial a las mismas, que se quedan a medio camino como "excusas" para leerte un texto con sus reflexiones. Y es una lástima, porque como ya os digo, creo que North tiene un potencial espectacular para contar historias. Por último mencionar que la editorial Hidra va a publicar esta novela en castellano, lo cual me parece una noticia para celebrar. A pesar de mis palabras, creo que merece la pena leerse esta novela para conocer a North, para adentrarse en su estilo y para celebrar que autoras tan originales y tan poco "comunes" se publiquen en castellano. 

4 comentarios:

  1. tomo nota de la recomendación, aun no he leído nada de North, menos mal que lo publican en castellano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También te puedes leer "Las quince vidas de Harry August", publicado también en Hidra :)

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Soy nueva por tu blog^^
    Este libro me crea mucho hype, estoy deseando leerlo. Ademas esta portada me fascina.
    Un besito

    ResponderEliminar