martes, 26 de mayo de 2015

Híbridos y engendros, de George R. R. Martin


Híbridos y engendros es el segundo volumen de la trilogía autobiográfica de George R. R. Martin que Gigamesh ha publicado. Hace escasos días ha salido a la venta el tercer volumen, Un corazón atribulado, del cual os hablaré en un par de días, pero hoy toca este segundo tomo el cual contiene algunos de mis relatos preferidos del autor. En este libro continuamos con la misma estructura del primero: diferentes capítulos (el cuarto, quinto y sexto) con relatos ordenados por tema y de forma más o menos cronológica junto con comentarios autobiográficos del autor. Como ya comenté en la reseña del primer tomo, para mí lo más interesante de esta trilogía son los datos que el autor revela sobre su vida, detalles curiosos que dan pistas sobre cómo y por qué es cómo es. Pero en Híbridos y engendros hay algo más. Aquí está uno de mis relatos de ciencia ficción preferidos, “Los reyes de arena”.

De nuevo asistimos al festival de géneros a los que el autor se tira de cabeza. Esto demuestra que el autor es una persona con inquietudes artísticas y que no gustaba de encasillarse en algo. Su necesidad de explorar los diferentes géneros fantásticos se hace evidente con la variedad de relatos y no solo de temas, sino el variado estilo, pasando por el humor y la sátira hasta crítica social o relatos que parecen más un guion televisivo. En esta etapa de su vida vemos como su intención era ser guionista, y no escritor de novelas. Híbridos y engendros hace mención a esa mezcla de estilos del autor, a como crea híbridos a partir de estilos ya establecidos. No por cualquier cosa se le considera el renovador de la fantasía épica. En este volumen leeremos los primeros relatos de terror del autor, así como el nacimiento del gran Haviland Tuf, protagonista de Los viajes de Tuf. El libro cierra con los guiones televisivos que antes mencionaba.

El relato que abre la antología se llama “El hombre de la casa de carne”. Esta historia se publicó en España en una antología sobre zombies, y cuya traducción ayudo a que el relato pasara desapercibido. Es una historia perturbadora y sobre todo muy inquietante donde, como es marca de su autor, los personajes evolucionan y maduran a lo largo del relato. Es decir, Martin utiliza la premisa de personas que pueden controlar la mente de cadáveres animados para investigar la evolución de unos personajes en este entorno. El final del relato es demoledor y ya aviso que su triste historia no es apta para sensibles. “Recuerdos de Melody” es otra historia de terror poco común, pero yo estaba ansioso por llegar al siguiente relato, “Los reyes de arena” y quizá no presté suficiente atención al anterior.

“Los reyes de arena” ganó el Hugo y el Nébula en 1980. El protagonista, Simon Kress, es un coleccionista de criaturas exóticas y raras, hasta que encuentra en un establecimiento unos insectos llamados “Sandkings”, Reyes de arena. Estos bichos son un tanto especiales y desencadenan una serie de acontecimientos con trasfondo social y político que Martin sabe aprovechar a la perfección. Este relato está cargado de dobles lecturas y simbolismo. Tanto es así que ha sido parodiado en Los Simpson, Futurama e incluso en South Park. Además tuvo adaptación televisiva en Más allá del límite que podéis ver en Youtube. Pero “Nómadas nocturnos” tampoco se queda atrás y mi sorpresa ha sido muy grata al descubrir similitudes con uno de mis films preferidos: Alien. Una expedición espacial repleta de misterios y con un ambiente claustrofóbico le dan a este relato un aspecto de ciencia ficción oscura muy interesante. Como ya va siendo costumbre en sus relatos, lo mejor del mismo es el desarrollo que tienen los personajes, creíbles, coherentes y sorprendentes.

En la segunda parte del volumen tenemos un relato curioso y muy original, que daría origen a Haviland Tuf. “Una pizca de Tuf” es un relato acerca de las aventuras del capitán Tuf que recorre el universo solventando diferentes situaciones a cambio de ciertos tipos de pago. La tercera parte del volumen es quizá la más desigual pero a su vez la más curiosa, ya que se compone de dos guiones de televisión del autor de su época hollywoodiense. “El camino menos transitado”, guion que escribió para The Twilight Zone (Más allá de los límites de la realidad), serie sobre relatos fantásticos que me tenía obnubilado de joven cuando la echaban por la tele. La adaptación de este relato la podéis ver en este enlace. El segundo guion es “Puertas”, el piloto de una serie de ciencia ficción que no llegó a estrenarse y que me parece toda una lástima, pues es prometedor.

Quizá este final sea algo anticlimática por la diferencia abismal tanto en estilo como en calidad y exploración literaria. Terminar con dos guiones deja con un sabor agridulce, sobre todo por el potente inicio con relatos como “Reyes de arena”. La edición de Gigamesh vuelve a cumplir las expectativas, aunque quizá la portada sea mejorable en comparación a la del primer volumen. Aun así, Híbridos y engendros demuestra de nuevo que George R. R. Martin es un escritor impresionante y cuya carrera ha sido fructífera y repleta de anécdotas curiosas. De alguna forma, en algún momento, Canción de Hielo y Fuego fue lo que le dio la popularidad, pero su calidad literaria con anteriores trabajos es innegable y su potencial en las distancias cortas es impresionante. Para mí George R. R. Martin siempre será el autor que me dejó con el corazón en un puño con unas pocas páginas, explicándome las historias de los “Reyes de arena” y solo por este relato recomendaría una y cien veces este tomo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada