sábado, 28 de febrero de 2015

Botín de libros #19 [Enero]


Miro esta publicación y yo mismo me regocijo ante los títulos que me esperan en las sombras de las estanterías, lomos con lomos, páginas y más páginas cargados de historias y relatos. Enero ha resultado ser un mes de sorpresas, pues dos viajes me llevaron a mi casa y casi una decena de paquetes me esperaban, gozosos de ser destripados para liberar su contenido. Libros. Aroma a lectura, a historias y a tinta. Acompañadme en un recorrido por las últimas obras que ahora habitan entre mis sueños. 



Viaje por el Tokaido, de  Ikku Jippensha
La Ruta del Tokaido es uno de los senderos más famosos de Japón. Hay un dicho que dice "Todos los caminos conducen a Roma". En Japón tienen algo parecido con esta ruta que unía Edo (Tokio) y Kyoto a lo largo de la costa de Honshu, durante el período Edo. Existían 53 paradas y una gran cantidad de normas (las mujeres no podían viajar solas, o los señores debían viajar por otra ruta "menos peligrosa". Tokaido fue motivo de arte y literatura (entre otras obras, la que os presento aquí, que Quaterni ha tenido el acierto de publicar. Una verdadera joya.). Hiroshige tiene numerosas obras sobre el lugar. Hoy en día se sigue utilizando la ruta para viajar de Tokio a Kyoto.


El día de año nuevo, de Vladímir Odóievski
¿Qué solo conocéis autores anglosajones que escriban ciencia ficción? Nevsky se ocupa de traer autores rusos consagrados en su país pero cuyos nombres apenas podemos pronunciar. Autores con apuestas arriesgadas e interesantes. 

Estrella roja, de Alexander Bogdánov
Gracias a Nevsky y su colaboración con el pack que otorgaban en la MirCon a los inscritos voy a poder leer dos novelas cortas pero que de otro modo difícilmente hubiera acabado leyendo. Estrella roja es Marte, utopía y sovieticos colonizando planetas.El planeta rojo no podía ser de otra forma.


Vampiros y limones, de Karen Russell 
Apareció en mi punto de mira en algún punto en el que rastreaba blogs y alguien comentó la versión original. Desde Swamplandia!, Russell ha atenazado mi curiosidad. Después, Sergio de Galletas Chinas, Sub_zero de Generación Reader y #ElLibrerodelMal provocaron que me llevara el libro de una librería en cuanto lo vi. ¿Terror, weird? No lo sé, pero la portada es un imán para mis ojos.


Las hierbas del camino, de Natsume Sôseki
Que Sôseki es uno de mis autores preferidos no es ningún misterio. Con gran parte de su obra por leer, es una de mis referencias cuando recomiendo algún clásico de no ficción japonés. Satori es otra de mis editoriales preferidas, cuyo catálogo me parece creado con mimo, dedicación y un buen gusto envidiable. Si tenéis una oportunidad, adentraros en el mundo de Sôseki, de sátira, de crítica aguda y de espectacular prosa.


La bailarina, de Ôgai Mori
Ôgai es el autor por excelencia de la ficción histórica moderna. ¿Os interesa la cultura japonesa? ¿Queréis saber cómo eran las vidas de diferentes familias, gremios o oficios; clases sociales o personas? Este es vuestro autor. Obras breves (como La bailarina) demuestran que el autor se desenvolvía perfectamente en formato largo o corto. Tengo un post pendiente sobre este autor que


Sombras, de Lafcadio Hearn
Más Japón. Más clásicos. Sombras es un trabajo que todos deberíais tener en vuestras casas. Relatos tradicionales japoneses, haikus, ensayos,... Este libro trae todo eso y más. Es una puerta a ese país tan lejano de mano de un occidental que acabó considerándose más japonés que occidental. Una joya que debemos agradecer a Satori por haber traído (y ya tiene algunos años desde su publicación en español).

Un viaje llamado vida, de Banana Yoshimoto
La colección de autores contemporáneos de Satori es otra de esas colecciones de las que os lo recomendaría absolutamente todo. De Yoshimoto sólo he leído Sueño Profundo (que espero reseñar algún día), pero es una autora que me embauca con una facilidad pasmosa. Una autora de referencia. 


Sangre Berserk, de Víctor Conde
Fue una sorpresa ganar el concurso donde Kelonia editorial sorteaba dos ejemplares de la obra de Víctor Conde que publicaron. No sé cuantas obras tengo del autor y todavía no me he leído ninguna. ¡Gracias a la editorial por el ejemplar!

4 comentarios:

  1. Tengo ganas de leer algo de Karen Russell, trngo buenas referencias sobre la autora. Espero que disfrutes de las lecturas!

    ResponderEliminar
  2. No he leído ninguno, ni conozco la mayoría
    pero hace poco que leí uno de Ogai Mori, estuvo bien :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  3. Qué exótico todo. Me quedo con la referencia del libro y la editorial de Banana Yoshimoto, porque me leí Kitchen hace un par de años, y desde entonces no la he vuelto a tocar, básicamente porque me cuesta bastante encontrar sus libros, y al final la pereza me puede.

    ResponderEliminar
  4. Hala! Pero si salgo yo XDDDD Pues espero que te guste el de Russell, porque a mí me pareció una pasada. Los libros de Nevsky tienen una pinta maravillosa, todo lo que he leído de esa editorial es para quitarse el sombrero. De Soseki solo he leído Kokoro (por fin puedo decir que he leído algo de Soseki), y aunque me gustó, me dejó un sabor un tanto agridulce. Necesito leer más del autor. Yoshimoto es otra de mis grandes autoras pendientes, aunque seguramente yo empezaré a leerla con Kitchen (por aquello de que es el más famoso y tal). En fin, que los disfrutes!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar