viernes, 16 de enero de 2015

¿Y eso de qué libro lo has sacado?


¿Y eso de qué libro lo has sacado?
Cosmere en las novelas.

Nota: este artículo puede contener algún spoiler, aunque leve, para poder explicar ciertos conceptos.

A medida que voy conociendo a gente que lee la obra de Sanderson me doy cuenta de que el Fandom español y el inglés son sumamente distintos. Me explico. Cuando suelo comentar cosas sobre el Cosmere puedo obtener dos tipos de respuestas: el primer tipo pertenece a gente que sabe lo suficiente del Cosmere como para  discutir sobre ello, decir si lo que digo tiene  lógica o es plausible. El segundo tipo me pregunta de qué libro he sacado eso.

Supongo que hay ejemplos de estos dos tipos de respuestas en cualquiera de los fandoms que he citado antes, pero no he podido dejar de observar que el inglés contiene más fans que saben acerca del Cosmere que no el español. Y es algo que realmente me molesta; “Pero Marina, es normal el idioma nativo de Sanderson es el inglés”,  alguien podría argumentar. Pero el lenguaje no tiene nada que ver. Bajo mi punto de vista, y creo que muchos estarán de acuerdo,  lo que hace que esto sea así es que Sanderson es un autor “nuevo” en España. Esto crea por un lado no sólo desconocimiento de la obra sino también poca gente con la que comentarla. Esto causa a su vez otro factor que es en esencia el principal motivo de desconocimiento del Cosmere.


Tanto George R.R Martin como Patrick Rothfuss y otros autores no tan famosos tienen foros o webs dedicadas a sus obras, grandes comunidades de fans españoles que no solo comentan la obra sino que teorizan, comparten opiniones, reseñas, noticias y un largo etcétera. De Sanderson no hay apenas nada, una pequeña comunidad en Asshai -foro oficial de la obra de Canción de hielo y fuego-  y un grupo de facebook , más allá de eso no he encontrado ni una wiki cutre. Esta falta de “espacio” para que los fans de lengua hispana opinemos sobre  los libros  hace que no se comenten las obras, y por lo tanto convierte al Cosmere en algo desconocido para el lector español. La gente que conozco que sepa sobre el Cosmere y domine sobre el tema, aunque sea un poco, es precisamente gente que como yo suele visitar páginas dedicadas a Sanderson -Como Theoryland, 17Shard o Coppermind-. Pero estas páginas o son desconocidas para la mayoría de fans españoles o no las siguen debido a que están en inglés.

Este especial se ha hecho con la intención de acercar el Cosmere y la obra de Sanderson a todos sus lectores, tanto a los que son seguidores acérrimos como los que han empezado a descubrirlo ahora. Cuando decidí hacer este artículo tuve claro desde el primer momento como quería enfocarlo. Enumerar todo lo que aparece del Cosmere en las distintas obras sería por un lado casi imposible de resumir en un único texto y por otro poco práctico porque os aburriría y no os ayudaría a entender las cosas.  Por eso he decidido contaros como me topé yo con el Cosmere e  introduciros un poco en el tema para que vosotros mismos podáis empezar a entender el universo.

Tal vez penséis  que conozco a Sanderson desde que se editó Elantris en el 2006 -solo un año después de su publicación en el mercado Anglosajón-, la verdad es que lo conozco desde mediados de 2010. Lo primero que me interesó de Sanderson fue The Way of Kings- El Camino de los Reyes  ese mismo año se había editado  en inglés y me llamo la atención la portada y la sinopsis. Como no tenía la costumbre de leer en inglés lanzarme a leer un tocho de 1000 páginas era una opción que no me planteaba. Así que rastreé si ese autor había escrito más cosas y si alguna estaba publicada por estos lares. Mi sorpresa fue encontrarme unos cuantos. El primero que cayó fue Elantris. Me lo leí sin saber nada del Cosmere, y me enamoró. Lo siguiente que leí fue El Aliento de los Dioses. Terminado estos dos ya estaba claro que mi relación con Sanderson iba para largo, convirtiéndose en un autor necesario en mis estanterías. ¿Y qué es lo que pasa cuando a uno le gusta mucho algo? Pues que investiga. Y investigando me topé con un artículo, evidentemente en inglés, que mencionaba a un tal Hoid. Entenderéis mi sorpresa al leer sobre un personaje que aparentemente aparecía en las obras que yo había leído y de las que no le recordaba. Así que seguí investigando a ver quién diantres era, y resulto ser que ese Hoid era un personaje que aparecía en todas las novelas. De ahí solo hubo un pasito para descubrir el Cosmere.

Tanto en Elantris como en Aliento de los Dioses  la cantidad de información Cosmeriana es muy grande e importante, pero no es nada obvia. Enumerar la cantidad de información que hay sería un suicidio, porque realmente hay mucha cosa que escarbar; Tenemos Shardpools, Elantrinos haciendo Worldhopping, menciones a splinters en ambos libros, Hoid usando el lightweaving, Nightblood, Worldhoppers escondidos, las Tears of Edgli flores importantes en Nalthis…. No os penséis ni mucho menos que esta información la descubres mientras los lees, la mitad de información la descubres a posteriori mediante preguntas a Sanderson o aclaraciones suyas, las conocidas como WoB -Word of Brandon, Palabra de Brandon-. Yo todo lo que descubrí y sé de Cosmere de ambas obras es pasado mucho tiempo después de leerme los libros. Y es que estas dos obras tienen los conceptos básicos del Cosmere muy bien planteados, están tan bien planteados que si tú no sabes lo mínimo del tema no puedes preguntar ni deducir nada. Está todo tan bien puesto que todavía hay misterios que ni Sanderson ha querido comentar ni nadie ha podido realmente explicar. Por poner un ejemplo en El Aliento de los Dioses aparece una Whorldhopper Terrisana que nadie identifico y que Sanderson reveló hace poco. Por eso si ahora volvéis a releeros los libros o los leéis por primera vez, no os frustréis si no encontráis nada o no relacionáis conceptos, es normal.

Visto que me estaba perdiendo un mundo secreto que parecía tener bastante chicha de la que hablar, antes de empezar Nacidos de la Bruma decidí hacer una auto masterclass del tema, leyendo todo lo que pudiera. Me comí bastantes spoilers de Nacidos en la Bruma pero para cuando empecé a leer la trilogía estaba enterada de lo suficiente para empezar a tantear terreno, pero entender y comprender son cosas distintas.

El Cosmere es difícil no sólo por su complejidad sino por su cantidad de términos “canónicos”. Cuando me topaba con Investiture/ Investidura entendía su significado pero no comprendía el término .Y es que Investidura es por definición sinónimo de Sistema mágico. Llamar magia a la Alomancia, al Awakening, al Soulcasting o a las habilidades de los Elantrinos no es algo errado, pero no es sólo magia, es algo más. La investidura es un concepto sumamente importante que tiene bases y reglas. Si Elantris y Aliento  son buenos libros para entender y ejemplificar los términos básicos, la trilogía de Nacidos en la Bruma es perfecta para entender cómo funcionan los sistemas mágicos en el Cosmere y nos ejemplifica perfectamente el término en todas sus variantes.  Lo primero es que la investidura siempre derivará de una Shard siendo esta su fuente de poder. En Nacidos tenemos dos Shards, que en la obra no las conocemos como tal, conocemos a Ruina como la Profundidad y lo más cercano que tenemos a Conservación son unas nieblas, Lord Legislador y un Héroe de las Eras. Todo esto es un complemento a la historia principal. Pero es que sin ninguna de ellas Vin no sería Vin, ni nada sería como es. En la trilogía se nos presentan tres investiduras, una por cada Shard más otra que es el equilibrio entre ambas. En El imperio final se presenta la Investidura que deriva de Conservación la Alomancia y es de la que más aprenderemos a lo largo de la obra, no por nada es la habilidad de los protagonistas. En El Pozo de la Ascensión conocemos la Investidura que deriva tanto de Conservación como de Ruina, la Ferruquimia. La Ferruquimia sabremos de ella a través de Sazed que al ser un Ferruquimista completo es el ejemplo perfecto de los tipos de Ferrings,  Ferruquimistas que solo pueden quemar un metal, y las distintas habilidades que pueden tener. En el tercer libro, El Héroe de las Eras, conocemos la tercera investidura de Scadrial, la Hemalurgía que deriva de la Shard Ruina. Que cada investidura provenga de una Shard o de la mezcla de ambas no sólo marca de que fuente de poder extraerán la energía necesaria, sino también que tipo de habilidades y mediante qué forma se podrá acceder. La Alomancia es una investidura que se categoriza como Positiva porque la energía se gana, se extrae de la Shard y el Alomántico  se inviste con ella para poder usarla.  La Hemalurgia es su opuesta y se categoriza como Negativa porque el poder se  pierde al extraerse de alguien capaz de usar las investiduras para aplicarla en otra persona o criatura. Por eso mismo la Ferruquimia al ser una mezcla de ambas decimos que es una investidura Neutral, porque el Ferruquimico ni extrae el poder ni lo gana de ninguna fuente externa a él. Estos tres claros ejemplos sirven muy bien para definir cómo funcionan las investiduras de otros mundos, por ejemplo el AonDor sería positiva, el Awakening  sería neutral, la Surgebinding positiva...

Además de la tipología de la investidura también entran factores como los focos que es la forma a través de la que se manifiestan. Esto realmente es con lo que juega Sanderson para crear sistemas mágicos interesantes. De las Metallic Arts, las tres investiduras en Nacidos en la Bruma, son los metales, en Elantris los Aones, en  Aliento de los Dioses las órdenes. Esto hace que aunque todas las investiduras sean en esencia lo mismo, poder de la Shard manifestada en un humano, pero en la práctica sean totalmente distintas.

Antes decía que la Investidura no es sólo un sistema mágico sino algo más. El término no solo se usa para la denominación de habilidades sobrenaturales, sino también para los objetos que intervienen, una moneda lanzada por Vin está siendo investida, un objeto al que han “animado” en Aliento de los Dioses es un objeto investido, cuando Szeth en El Camino de los Reyes camina por las paredes él está investido. Todo fluctúa bajo unas leyes, que se manifiestan dependiendo de ciertas características marcadas por la Shard.  A mí esto me suena más a ciencia que a magia.

Lo que acabo de decir alguno lo cogerá con pinzas, pero creo que es una buena manera para entender cómo funciona el Cosmere. Nacidos en la Bruma vuelve a ser un buen ejemplo. Para muchos el final de la trilogía es demasiado “Religioso” según he podido ver en algunas críticas. Negar eso no sería correcto del todo, es en parte una alegoría religiosa, pero eso es solo el maquillaje de lo que realmente es. Partimos de la base de que una Shard es a fin de cuentas un trozo del poder de la creación fragmentado en dieciséis trocitos que se basan en distintos intentos o ideas primarias como el Odio, la Conservación, el Honor, la Cultivación, la Devoción... La intención concreta de cada Shard es el motor de su propio poder. Al ser fragmentos del ser/poder/fuerza que los contenía, Adonalsium, no tienen  consciencia. Son cascarones vacíos que no pueden controlar su propio poder. Por ese motivo necesitan a un humano, un Shardholder, una consciencia que tome dicho poder. La energía es muy alta y eso disuelve  el cuerpo por así decirlo, la mente se expande y se nutre de la energía de la Shard. Eso permite que la conciencia del humano siga viva, pero esa consciencia a su vez se ve influenciada por el intento de la propia Shard, convirtiendo al Shardholder en la Shard en si. El pelirrojo que aparece al final del Héroe de las Eras es precisamente el Shardholder original de Ruina, Ati, por si alguno como le sucedió a mi novio, se lo ha preguntado alguna vez.

El final de Nacidos es el que es porque las Shards que aparecen necesitan a alguien que las contenga. No porque sea una alegoría a la religión, sino porque hay unas “leyes científicas” que configuran que eso sea así. Estas leyes se enmarcan en lo que llamamos Realmatic Theory, la Teoría de los Rres Reinos.

Cuando terminé Nacidos en la Bruma tenía una vasta concepción de todo el universo Cosmeriano, pero todavía me faltaban cosas que aprender. Mi siguiente obra fue El Camino de los Reyes pero esta vez, y visto que la edición española tenía errores,  me armé de valor y me lo leí en inglés. Eso me ayudó en varios aspectos, por un lado más personal, me dio confianza para seguir leyendo en inglés y por otro me acercó mejor a la obra de Sanderson, siempre se pierden cosas por muy buena que sea la traducción. El caso es que para cuando salió The Emperor’s Soul no tenía ningún reparo en leer en inglés, así que me lo  leí y me duró una tarde. El Alma del Emperador es muchas cosas, una maravillosa novela ambientada en el mundo de Elantris principalmente, pero para mí es una especie de guía o de introducción a la Teoría de los Tres Reinos. Aquí se menciona todo de forma directa, todo lo que dice Shai es información clara y concisa del funcionamiento del Cosmere. Esta teoría, entiéndase como un conjunto de reglas, conocimientos y principios,  nos explica que todo en el Cosmere presenta tres aspectos; Uno espiritual, otro cognitivo y uno físico. Cada aspecto pertenece a un reino distinto y cada reino tiene sus propias características.

“[...] Todas las cosas existen en tres reinos Gaotona. Físico, cognitivo y espiritual. El físico es lo que sentimos, lo que tenemos delante. El Cognitivo es cómo vemos un objeto y como ese objeto se ve a sí mismo. El reino espiritual contiene el alma del objeto,su esencia, además de las formas en que está conectado a las cosas  y personas que lo rodean.[...] “

Esta es la definición que Shai, la protagonista de la novela, da del funcionamiento del Cosmere. Podéis creerme cuando os digo que cuando leí esto me emocioné. Hasta ese momento apenas tenía información de la teoría de los tres reinos, y en un par de líneas Sanderson va y suelta un bombazo informativo. Ese pequeño fragmento define a la perfección el funcionamiento de todo; de las Shards, las investiduras, los personajes, los objetos, los animales  hasta  de un triste palo, todo tendrá tres aspectos. Un humano es fácil ver de qué  forma se representa en los tres reinos; Su cuerpo en el físico, su consciencia en el cognitivo y en el espiritual su “alma” y su conexión con las investiduras a través de lo que se conoce como el Spiritweb. Las Shards y sus investiduras también tienen una forma muy concreta de representación en el reino físico que encaja con los tres estados de la materia; Sólido para el físico, gaseoso para el espiritual y líquido para el Cognitivo. Con esto podemos ver por qué el Lerasium y el Atium no son realmente metales, que la Stormlight- Luz tormentosa-  y los Alientos son prácticamente lo mismo y que las Shardpools no son sólo lagos, sino manifestaciones cognitivas. El Reino Espiritual es difícil de entender, había muy poca información antes de El Alma del Emperador, pero gracias a Shai y a su misión podemos ver que este reino no sólo contiene el alma de algo si no toda su historia, su ADN espiritual, SpiritualDNA, y con ello mucha más información de lo que sería una simple “alma”. Es a través del reino espiritual que un humano puede acceder a una investidura o no. Lo conocido como Spiritweb y SpiritualDNA es el vínculo entre los humanos de cada planeta y las respectivas Shards que lo habitan. Podéis ver que la relación de las Shards con todo lo que les rodea es mucho más estrecha de lo que en un principio parecía.


Stormblessed (Benditormenta). Ilustración de Krhat

El reino Cognitivo también es un misterio en ciertos sentidos. Las obras de Sanderson han ido evolucionando en muchos aspectos, en lo tocante al Cosmere también y hemos podido empezar a ver más información respecto el tema en sus últimas obras. Sanderson siempre ha recalcado que no es necesario saber del Cosmere para disfrutar y entender sus obras, algo totalmente cierto, y que más adelante escribiría una serie que lo explicase todo, que sus “huevos de pascua” en los libros eran más para que los fans se entretuvieran y se divirtiesen. Pero es innegable que  Sanderson ha querido empezar a dar más información. Su última saga Stormlight Archive (formada por dos arcos argumentales de 5 libros cada uno, e iniciada por El Camino de los Reyes publicada por Ediciones B (sello Nova) y el segundo Words of Radiance publicado en marzo del año pasado y que veremos en nuestras librerías en marzo de este añoes hasta ahora la obra con más contenido Cosmeriano, ya no solo escondido sino también claro. Tenemos información sobre Hoid, sobre la muerte de varias Shards a manos de Odium, se nos presenta una de las investiduras con más habilidades entre las que se encuentra no solo un Worldhopping innato, sino también habilidades que tienen íntima relación con otras investiduras y su forma de manipular los tres reinos. En Stormlight Archive además Sanderson nos empieza a descubrir el funcionamiento del Reino Cognitivo, conocido como Shadesmar.  En El Camino de los Reyes conocemos Shadesmar a través de Shallan y Jasnah, es un lugar oscuro con un mar hecho de esferas de cristal y una esfera blanca en el horizonte, baja y brillante. Esas esferas de cristal contienen la consciencia de todas las cosas, siendo una esfera un elemento. Cuando Jasnah hace Soulcasting lo que realmente está haciendo no es transformar una piedra en otra cosa, sino que transforma la concepción que tiene la piedra en sí misma para que esta se transforme en otra cosa.

Shadesmar también es el reino donde viven los sprens. Al fin y al cabo los sprens son ideas cognitivas que gracias a la investidura y con el paso de los tiempos y la concepción humana sobre esas ideas,  han hecho que esas ideas cognitivas se manifestaron en el reino físico, resultado la creación de sprens tan variopintos como los miedospren, los llamaspren, los vientospren o los gloriaspren. Pero Shadesmar no sólo podría ser el reino de las ideas cognitivas ni de las concepciones de las cosas, también podría ser el lugar mediante el cual se podría hacer Worldhopping. Esto es una teoría, pero es de las más populares y todo apunta a que Shadesmar tiene una relación directa con el Worldhopping. ¿Alguien se acuerda del Mural de Elantris?

“[...] Donde la pared contenía un único mural. Describía un gran óvalo azul parecido a un espejo. Un elantrino contemplaba el óvalo, las mano extendidas y  los ojos cerrados. Parecía volar hacia el disco azul. El resto de la pared era negra, aunque había una gran esfera  blanca al otro lado del óvalo.”

Este es un fragmento del capítulo 25 de Elantris. Dejadme ahora que os enseñe este otro fragmento de El Camino de los reyes;

“[...] un lugar con un negro cielo con un extraño y pequeño sol blanco [...]”

Cinco años de diferencia hay entre esos dos fragmentos. En Elantris ya teníamos una descripción del Reino Cognitivo sin tan siquiera saberlo. Lo más interesante del fragmento es el “óvalo azul”, ¿Qué es también un óvalo azul? ¿Un lago? El mural parece estar indicándonos que el óvalo es un portal, que el lago es un portal. Pero esta pista tiene más gato encerrado, y Sanderson ha dicho muchas veces que la interpretación del mural es mucho más de lo que pensamos, además de que ha asegurado que viajar a Sel, el mundo de Elantris, es “complicado”. Shadesmar es un lugar peligroso por muchos motivos, la mitad desconocidos, pero si observamos ese mural todo parece apuntar que los Wordhoppers usan ese reino para moverse por el Reino Físico. Tenemos más pistas en  El Camino de los Reyes, la surge Transportation/Transportación está ligada a Shadesmar, y algo más que descubriréis  a partir de marzo.

Podría seguir alargándome y contaros infinitas cosas, me encantaría, pero ahora os va a tocar a vosotros seguir. Estoy segura que muchos de vosotros os apetecerá releer algunas obras y los que empiecen con Sanderson tendrán los ojos muy abiertos para buscar pistas por todos lados. Realmente espero no haberos aburrido y haber despertado el interés por el Cosmere en vosotros. Desde el primer momento que supe del Cosmere me entusiasmó que un autor que bajo mi punto de vista ya era bueno, tuviera todo un universo creado. A Sanderson no hay que respetarlo por la cantidad de obras tan buenas que escribe en tan poco tiempo, hay que respetarlo porque ha creado algo de una escala de proporciones gigantescas que encaja a la perfección. No hay nadie en la fantasía actual, ni George R.R. Martin, que haya creado la profundidad en su universo que ha creado Sanderson para el suyo. 36 novelas aproximadas del Cosmere, publicadas 9, este año se publicará al menos una más y esperad que no nos dé la sorpresa.

Tenemos rato para poder hablar sobre ello, espero sinceramente que el Fandom español crezca y se cree un foro oficial en el que pueda compartir con vosotros, y con los que vendrán, todas las teorías, todas las opiniones y todas las reseñas de la obra futura de Sanderson. Porque tema hay para hablar un buen rato.


Autora: Marina Vidal
IMAGEN 13

4 comentarios:

  1. Cuanto más leo de este especial que estáis haciendo sobre Sanderson más cuenta me doy de que estoy en la inopia por completo... :O No sé si llegaré a "dominar" el Cosmere como lo hacéis por aquí, pero sí sé que este autor ha pasado a un gran primer plano en mi lista de preferidos... Y gracias a todos vosotros sé que hay mucho más detrás de sus fantásticas historias que es posible que yo nunca encuentre xDDD
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentarios así hacen que valga la pena todo el currazo que nos hemos pegado :)

      Gracias

      Eliminar
  2. Y leyendo estas cosas es como me doy cuenta de lo despistada que soy leyendo D: Me he leído casi todos sus libros y no habia descubierto lo de las shards, ni me había fijado en el misterioso personaje llamado Hoid. No puedo mas que agradecer el mega trabajo que habéis hecho documentando y "mostrándonos la luz" a aquellos que no nos habíamos dado cuenta de nada xD Si ya admiraba a Sanderson ahora su trabajo me parece aún mas impresionante! :)

    Voy a leer los demás articulos de esta sección a ver que mas descubro ;)

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que leyendo las novelas es casi imposible darse cuenta. Tienes que hacer relecturas, visitar la web de 17thShard, buscar información en la Coppermind... Todo eso es un "trabajo" añadido que a algunos locos nos encanta hacer y que nos permite "jugar" con el autor, realizar teorías, presentarselas...

      La verdad es que el trabajo que está haciendo Sanderson con los fans ese juego de dejar pequeñas pistas, de contestar a teorías... No lo habia visto nunca y se le agradece mucho, hace que todas sus obras sean más interactivas.

      Eliminar