domingo, 18 de enero de 2015

El Camino de los Reyes [The Stormlight Archive #1] de Brandon Sanderson


Aunque es considerado desde hace algunos años un referente indiscutible dentro de la literatura fantástica, el nombre de Brandon Sanderson siempre ha ejercido sobre mí una especie de magnetismo inverso. Que tuviera tanto el privilegio como la responsabilidad de ser elegido para poner punto y final a la emblemática saga de Robert Jordan La Rueda del Tiempo tampoco fue un aliciente que bastara para transformar mi reticencia inicial en un interés eufórico y repentino por su obra. Sin embargo, la publicación en castellano de Legión y El alma del emperador sí consiguió lo que entusiastas e insistentes recomendaciones previas no habían logrado hasta el momento: me picó el gusanillo. Y como Brandon Sanderson es un señor que al parecer solo gusta de escribir historias monstruosamente largas, decidí lanzarme -cuesta abajo y sin frenos- a por su novela de mayor envergadura.

El Camino de los Reyes es, en efecto, un libro que asusta. Sus dimensiones físicas imponen cierto respeto sin importar demasiado lo acostumbrado que estés a lidiar con este tipo de tochos. Pero lo realmente abrumador es que, una vez comienzas a leer, no tardas en descubrir la existencia del mismo efecto en sus dimensiones narrativas. Como si Sanderson se hubiese levantado un buen día con ganas de escribir su propia Rueda del Tiempo. Situado en uno de esos mundos paralelos que conforman el intrincado Cosmere de Sanderson, el argumento de El Camino de los Reyes se asemeja a una epopeya de proporciones colosales donde elementos como la historia, la religión o la mitología internas de la saga son variables de una importancia fundamental y juegan un papel muy activo en el desarrollo a largo plazo de los acontecimientos que se narran. De hecho, durante el primer contacto que tenemos con este fascinante universo llamado Roshar se nos revela la existencia de portentosos héroes legendarios que tratan de impedir por todos los medios la destrucción de la humanidad en una serie de eventos cíclicos denominados Desolaciones. En el mismo capítulo, se rompe un juramento inquebrantable, uno de estos guerreros bendecidos con poderes sin igual es traicionado por sus compañeros y se forja el germen de una mentira que será perpetuada por los siglos de los siglos hasta derivar en una versión tergiversada de la realidad.

¿Os ha gustado? Pues esto no es más que la introducción. La verdadera historia de la novela transcurre unos 4.500 años más tarde de estos sucesos y tiene lugar en un escenario plagado de guerras, asesinatos e intrigas políticas que podrían poner en peligro la estabilidad de todos los reinos ante una inminente amenaza cuyas repercusiones nadie imagina todavía. A lo largo de sus más de mil páginas conoceremos a una inmensa plétora de personajes carismáticos y muy bien perfilados entre los que destacan Szeth, un virtuoso asesino sujeto a un estricto código moral; Kaladin, un soldado diestro en el combate y algo rebelde que intentará hacer de sus compañeros algo más que piezas sacrificables; y Shallan, una joven inteligente, terca y respondona que elabora una arriesgada treta con la que proteger el honor de su familia. Aunque El Camino de los Reyes no es un libro que se caracterice en todo momento por su trepidante dinamismo, estas distintas tramas se van desenvolviendo de una manera absolutamente natural y acompasada. La acción a raudales que cabría esperar de una obra como esta se ve sustituida por largas parrafadas de estrategia militar, una minuciosa exploración psicológica de los personajes y un lento pero firme descubrimiento de las reglas que rigen aspectos como la magia (que puede extraerse de partículas elementales llamadas spren, canalizarse a través de la luz que irradian las descomunales tormentas que azotan el paisaje de Roshar o mediante unos artilugios conocidos como fabriales), la sociedad (dividida en numerosas razas, cada una con sus particularidades propias en cuanto a jerarquía, costumbres, mitos y relaciones sociales) o la flora y fauna de este fascinante mundo creado por Sanderson (para lo cual sirve de mucha ayuda las maravillosas y muy explicativas ilustraciones que incluye la novela). Lo cual no quiere decir, por supuesto, que el autor norteamericano no sepa emplear toda la espectacularidad posible a la hora de narrar escenas de ritmo vertiginoso o de mayor tensión narrativa. Y de esas hay unas cuantas.


Pero quizá uno de los aspectos más claros y contundentes que -para mí- convierten El Camino de los Reyes en algo más que otra novela cualquiera de género, es sin duda su asombrosa proyección futura. Este primer volumen no es más que una décima parte de todo lo que Brandon Sanderson ha concebido alrededor de este universo y sería un ejercicio completamente estéril tratar de abarcar (o de imaginar, siquiera) la enorme complejidad de la saga solo con la información de la que disponemos hasta ahora. The Stormlight Archive parece ser a todas luces el gran y ambicioso proyecto de Sanderson, una serie que está llamada a ocupar un puesto honorífico entre las grandes aportaciones contemporáneas al género fantástico, y como tal, hay detalles, conexiones, símbolos y pasajes sobre el funcionamiento de algunos engranajes narrativos cuya importancia aún se nos escapa. A pesar de ello, solo como novela independiente, El Camino de los Reyes ya supone una excelente y excitante muestra de lo que Brandon Sanderson es capaz de crear en el interior de esa mente prolífica, descabellada e hiperactiva que tiene. Así que leedla. Ya. Con urgencia. O se derramará toda la furia de una alta tormenta sobre vuestras cabezas.

Autor: Subject_zero


IMAGEN 15

6 comentarios:

  1. Este irá después de que termine la saga Nacidos de la bruma (que ni he empezado... :S) pero es que cada vez que os leo me apetece dejarlo todo y ponerme solo con Sanderson jajajaja Sois una mala influencia para mi :D
    Pero gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, pegarse una racha de Sanderson siempre está bien...

      Como comentábamos con Alex el otro día por twitter yo creo que es importante tener frescos Nacidos de la bruma y Elantris antes de leer El camino de los reyes y, más adelante, cuando Nova publique Words of Radiance, refrescar El aliento de los dioses.

      Así es más sencillo encontrar pistas Cosmerianas y relaciones entre libros.

      Eliminar
  2. Ni miro la reseña que es de los pocos que tengo pendientes de Sanderson. Pero le tengo unas ganas tremendas!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó, va de menos a más y acaba con un espectáculo impresionante. Qué ganas de leerme la segunda entrega!

    ResponderEliminar
  4. Llevo casi la mitad del libro y puedo decir que estoy sinceramente impresionado con Sanderson.
    Personajes firmes y un mundo muy atrayente.
    Espectacular.

    P.D.: Felicidades por estos especiales de este gran escritor. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. ¿dónde hay una wikipedia que sea el del camino de los reyes pero en español?

    ResponderEliminar