martes, 18 de noviembre de 2014

Terra Nova 3 de VV.AA. [Reseña]



Mariano Villarreal lo ha vuelto a hacer. Terra Nova 3 ha subido el listón del anterior volumen y es que con autores como Liu Cixin, Ken Liu, Miéville, McAuley y Bacigalupi en el lado internacional y a Emilio Bueso, Miguel Santander, Sofía Rhei, Jorge Baradit, Eduardo Vaquerizo y Ricardo Montesinos con relatos en español, este ejemplar es probablemente una de las antologías de ciencia ficción que más va a dar qué hablar este año y probablemente una de las mejores de 2014

Terra Nova empezó como un pequeño proyecto iniciado por Mariano Villarreal cuyo primer volumen vio la luz en Sportula. El segundo y el actual tercer volumen dieron el salto a Fantascy, sello de género fantástico en PRH. Con este tercer tomo, Terra Nova queda como una de las antologías de ciencia ficción contemporánea más potentes y esperadas del ámbito nacional.

Estamos de enhorabuena y parece que las antologías han encontrado su lugar en el mercado de género fantástico en el país: Mañana Todavía, Terra Nova, Alucinadas, Crónica de Tinieblas, Retrofuturismos… Por citar algunas de las más actuales. Pero vamos a hablar de los contenidos de Terra Nova 3.

El jugador de Paolo Bacigalupi
Primer encuentro con los relatos de la antología. Tengo la impresión de que el primer relato siempre se lleva la peor parte. Quizá por las expectativas, quizá por estar en primera línea y tener el deber de acomodar al lector e introducirlo en la antología. Cabe destacar la espectacular traducción de Manuel de los Reyes. De esas que incluso mejoran el relato.

Cuando terminé el relato recuerdo que lo valoré como un 3 sobre 5, pero ahora que el mismo ha reposado creo que el relato es mucho mejor, un 4 sobre 5. La trama trata sobre las diferencias étnicas del protagonista, que viene de Laos y está afincado en Estados Unidos, donde puede residir gracias a un trabajo que le da la ciudadanía norteamericana. El protagonista es un periodista con conciencia sobre el medioambiente, algo que no interesa ni ayuda a tener lectores.

En un mundo no muy diferente del nuestro, donde la información es clave, el tipo de lenguaje, el cómo y el qué son claves en el universo de datos. Una interesante reflexión sobre lo que queremos ver y lo que preferimos no saber. 

            “A nadie le gusta leer para deprimirse, al menos, no más de una vez. Y nadie se suscribe a una columna que solo persigue ese fin.”

Mono no aware de Ken Liu
Kanji para paraguas. Imagen robada de aquí. Esencial
para el relato de Ken Liu.
Uno de los relatos que más me he disfrutado. Recuerdo leerlo en el avión y de vez en cuando mirar por la ventana y sentirme embriagado por la historia de Ken Liu. Es una historia que me emocionó, es una historia que llega al corazón.

Tenemos dos líneas temporales, en la primera, contada en presente, nuestro protagonista está a bordo de una nave espacial rumbo a una estrella llamada 61 Virgins. En la otra línea temporal, el protagonista nos cuenta su pasado, en Japón y cómo se vivieron los últimos momentos de la Tierra.

El Go, juego tradicional Chino (muy popular en Japón) tendrá un papel muy importante en la historia, y las relaciones familiares del protagonista, impregnadas en su mente y en sus genes, serán el pilar del relato.

“Wareware ha, hoshi no aida ni kyaku kite”: hemos venido para ser invitados de las estrellas.”

Creo que la antología vale la pena tan solo por este relato. Fascinante y muy emotivo.

La cuerda es el mundo de China Miéville
Miéville vuelve a aprobar con nota. No solo su prosa es digna de un escritor con mucho talento, su imaginación no tiene límites.

La Tierra ha construido una serie de torres que llegan al espacio, a diferentes estaciones espaciales por las cuales se introducen todo tipo de materiales extraterrestres para su comercio en la tierra.

La tierra es una rueda de finos radios”

Si no he calificado este relato con un diez, es por su final “abrupto”. Y no digo que termine mal, como relato funciona a la perfección, aunque prescinda de los elementos básicos que un relato necesita; pero creo que es una idea demasiado amplia y muy, muy jugosa, con la que Miéville podría escribir una historia mucho más larga.


La próxima vez que desate la tormenta sobre nosotros de Emilio Bueso
Mi relación con Emilio Bueso es dual. Sus novelas me fascinan, no tenéis más que entrar en Goodreads y ver que de las tres que he leído, todas tienen 4 o 5 estrellas. Pero los dos relatos que he leído me han dejado muy frío (see what I did there?). En Mañana Todavía no quedé impresionado, el relato está muy bien escrito, pero poco más. Me ha ocurrido lo mismo aquí. No he entendido la finalidad del relato. La trama apunta hacia un lugar y de pronto termina con un giro de guion que para mí, no tiene sentido. Sí, puedo comprender que denuncia el calentamiento global y que está ambientado en un lugar inhóspito del que incluso los vikingos tuvieron que huir, pero, no entiendo ese final. No entiendo el final y no entiendo el relato (que me estaba gustando mucho hasta las dos últimas páginas).

M34  de Eduardo Vaquerizo
La premisa del relato de Vaquerizo es tremendamente interesante. En un futuro no muy lejano, los humanos somos ciborgs. Nuestro cuerpo se repara mediante prótesis robóticas e incluso nuestro cerebro se rellena con estas prótesis, por lo que una embolia, o una parálisis cerebral, tienen cura.

En el relato una evaluadora de prótesis sigue los pasos de un detective un tanto extraño durante un caso más extraño todavía. Un relato con ecos a Blade Runner pero que me ha dejado algo frío según avanzaba el relato (quizá por el exceso de páginas).

Prolang de Ricardo Montesinos
Uno de los relatos TOP de esta antología. Montesinos todavía es amateur, con algunos relatos en antologías en editoriales independientes, apenas ha estado presente en el panorama y el salto a TN3 junto a monstruos como Liu o Miéville es notable. Debo decir que está a la altura e incluso por encima de la media de la antología.

Es un poco triste, pero la vida de una persona puede resumirse hasta caber dentro de una caja.”

Su relato especulativo trata uno de los temas clásicos de la ciencia ficción: el lenguaje. Un profesor de universidad desarrolla un nuevo lenguaje experimental y los protagonistas desarrollan sus vidas alrededor del mismo con consecuencias muy interesantes.

Montaje publicado en el Facebook de Fantascy. Terra Nova 3 y Philae aterrizaban casi el mismo día.

Quién cuidará de los dioses de Liu Cixin
Otro relato top de esta antología. El primer trabajo de Cixin traducido y publicado al español. Decir que en este caso la traducción es directamente desde el Mandarín estándar por Javier Altayó, una decisión muy acertada e igualmente sabia. De hecho se puede apreciar en la narración ese aire “asiático” de fábula. 

El relato nos cuenta como una serie de alienígenas antropomorfos con aspecto de octogenarios aterrizan en la tierra y piden asilo. Es el lugar donde quieren morir. La humanidad se ve moralmente obligada a hacerse cargo de ellos, pues son sus dioses, sus creadores. Una delicia de relato.

Policía del karma de Jorge Baradit
Este relato, en cambio, es quizá el más duro de toda la antología. La narración es frenética y magistral. Baradit tiene un control sobre las palabras y la estructura de su historia envidiable. Es un cuento bastante corto por lo que no voy a resumir nada de la trama. Un relato excelente.

La decisión de Paul McAuley
El listón está alto. Muy alto. Y esto le pasa factura a la novela corta de McAuley. La premisa es más que interesante: el cambio climático es irreversible y en Londres una enorme nave alienígena encalla en el río. La historia empieza muy bien, con un ritmo ágil, pero a medida que avanzamos el relato se va desinflando (quizá, de nuevo, por el número de páginas) y el lector va perdiendo interés gradualmente.

Ánima  de Sofía Rhei
Algo parecido le ocurre al relato de Sofía Rhei, aunque en este caso he quedado fascinado por el mismo. El relato es el ganador del certamen convocado para el volumen. La historia empieza de forma muy potente y engancha en las primeras páginas. La trama nos habla del futuro de la reproducción del ser humano y las dificultades por las que pasa una población que ha sido modificada genéticamente y aun así necesita de la intervención humana para algo tan natural como la concepción. El tema del relato me ha parecido maravilloso y muy tierno, pero es cierto que a medida que avanza la trama se vuelve confuso. Y esto le resta puntos. Un relato especialmente interesante para todo aquel interesado en la maternidad.

La epopeya de los amantes de Miguel Santander

               "Fue la única decisión correcta que tomé hoy. La única de la que realmente me arrepiento."

Así como Mañana Todavía terminaba con una novela corta impresionante, Terra Nova 3 sigue el mismo formato. La novela de Miguel Santander me ha parecido un relato espectacular. Es cierto que me ha gustado más por deformación profesional  (me he pasado horas estudiando a los sumerios), pero la agilidad y habilidad de Miguel con las palabras es espectacular. Una novela corta de más de cien páginas que se lee mucho más rápido que algunos relatos de la antología. Un relato en el que se pueden hacer numerosas analogías a referencias literarias. Un broche final inmejorable.


En conclusión, una antología que debería estar en todas las estanterías de aquellos lectores inquietos y ávidos de historias sólidas y sorprendentes. Una compra segura que se justifica con cada uno de los relatos en el volumen.

6 comentarios:

  1. Supongo que por el bombo que se le ha dado y porque últimamente estoy empezando a tenerles más cariño a las antologías (y los autores que ellas me dan a conocer), pero tengo muchas ganas de leerlo. Quedé muy contenta con Mañana Todavía y esta editorial no sabe más que darme buenas sorpresas, así que espero hacerme con ella pronto.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta la ciencia ficción esta antología te va a encantar.

      Eliminar
    2. Gracias por la reseña, Alex. Me alegra que te haya gustado y espero que a Isa-janis también le guste si se anima a leerlo. Un abrazo,

      Mariano Villarreal

      Eliminar
  2. Lo necesito para vivir desde que se anunció su publicación. Afortunadamente ya lo tengo en mis manos y, por lo que comentas, se ve que no defrauda en absoluto. Me encanta que se estén sacando tantas y tan buenas antologías, el relato corto es un formato que no parecía gozar de demasiada aceptación y cada vez tiene más adeptos. Con libros como este, no me extraña. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Y todavía quedan dos antologías interesantes por salir, Alucinadas y Crónica de Tinieblas, (y no nos olvidemos de Retrofuturismos de Nevsky, pintaza). Estamos en una buena época para el relato corto fantástico :) Y si te gusta la novela negra están saliendo algunas antologías bastante interesantes.

      Eliminar
  3. Gracias por tus palabras, sub_zero. Espero que el libro no defraude las expectativas.
    Efectivamente, Alex, si el año pasado fue muy bueno para las antologías fantástica y de ciencia ficción, este lleva camino de ser excelentes. A las que comentas yo añadiría algunas publicadas por Fata Libelli (Aliette de Bodard, Elizabeth Bear) y Gigamesh (Tiempo de sembrar piedras, Nacido de hombre y mujer), y seguro que me dejo algunas.

    Un abrazo
    Mariano Villarreal

    ResponderEliminar