martes, 20 de mayo de 2014

XXI de Francisco Miguel Espinosa [Reseña]



Que las historias post-apocalípticas están de moda es algo que todos sabemos. Pero entre la abundancia siempre se encuentra alguna cosa positiva. XXI es eso, una historia post-apocalíptica que se ha enganchado a la estela que están dejando tras de si todas estas obras.

Hasta que no tuve la novela en mis manos no había escuchado hablar del autor, de hecho después de leer el libro he visto que tiene alguna entrevista colgada en Youtube y varios libros más publicados.

Es un libro corto, bien. Es un libro que se lee muy rápido, bien.

Pero para mí esto fue todo lo que pude disfrutar y todo lo que puedo valorar de forma positiva del libro. Voy a intentar ser breve.


El libro se compone de cinco relatos conectados entre sí y cuatro capítulos muy breves que intentan ilustrar o dibujar el mundo donde se perfila la novela. Estos capítulos van siguiendo historias de diferentes supervivientes a un apocalipsis que ha tenido lugar en el mundo. Una enorme nube de gas tóxico verde cubre el cielo y supura de las entrañas de la tierra. El por qué se explica pronto aunque no por eso es una explicación que pueda resultar satisfactoria: un personaje llamado Fox (el que protagoniza los cuatro capítulos breves) mediante un mensaje de radio hizo que la población entera se volviera loca y se autodestruyera de la forma más estúpida posible.

No leo nunca la sinopsis de los libros y si lo hubiera hecho en este no creo que lo hubiera leído. ¿Un locutor de radio que consigue que el mundo entero se vuelva loco? Muy bien montada debe estar la trama para que esto sea creíble. Pero ya os aviso yo de que no, el libro se desmonta por todos lados y no es nada creíble.
De las cinco historias, creo que la peor con diferencia es la primera y eso ya abre la veda para no poder seguir leyendo el libro con seriedad. Al principio del relato nos presentan a Luis, un hombre (supuestamente un viejo, como nos dice el autor) que viaja junto a Amelia una niña sin brazos. Digo lo de supuestamente un viejo porque solo tenemos la referencia inicial del relato ya que por la forma de hablar, de moverse y de… vaya, de todo, de viejo tiene poco.
SPOILER ALERT, voy a contar cosas del primer relato que son las primeras 60 páginas. . De hecho, un hombre que aguanta tres disparos que le atraviesan de lado a lado y luego es colgado cual cerdo en el matadero durante días y no se desangra… y no solo no se desangra si no que es capaz de soltarse y acabar con todos los malos.

Pero vaya, ese es solo un ejemplo. La historia es tan poco creíble, tan incoherente y tan llena de efectismos, que uno ni siquiera parpadea al leer ciertas “atrocidades” que ocurren. Pero vamos por partes. Luis y la niña deben caminar como coyotes, ya que van a una velocidad brutal, ahora están en Inglaterra, ahora están en Madrid y en muy poco tiempo están en un barco (que encuentran por divina casualidad) que FUNCIONA y que no se sabe quién o cómo lo pilotan, les lleva a África.

Pero claro, ¿cómo hacer que la historia nos importe lo más mínimo? Poner a una niña desamparada, sucia y hambrienta como carga del protagonista, y no solo eso, vamos a quitarle los brazos, para que dé más pena. Ah, y solo tiene 9 años.

El autor abusa constantemente de escenas efectistas baratas y supuestamente chocantes, pero como ya he dicho, nos importa bien poco lo que le ocurra a los personajes por lo que nos quedamos totalmente impasibles ante una escena de una violación que ocurre sin venir a cuento. Amelia es violada por un grupo de hombres muy malos que se dedican a pegar tiros a la gente sin razón aparente (parece que la vileza surge de la nada). Pero lo mejor no es esa violación gratuita y sin venir a cuento, lo mejor es esto:

-Luis, ya no me duele, pero me siento un poco rara.
-Se lo haré pagar, te lo prometo
-¿Cuántos tiempo vamos a estar aquí?
-No mucho, cariño, no mucho.
-¿Vamos a morir?
-No
-No quiero que me lo vuelvan a hacer.
-No van a tocarte otra vez, te lo prometo
-¿Y si lo hacen?
-Los mataré. No te preocupes, tengo un plan.

Claro que sí, Luis el justiciero, agujereado por tres disparos y colgando de unas cadenas va a enfrentarse a 6 o 7 hombres armados con rifles y bien alimentados. Pues sí, le entra un ataque de cólera súper-heroica y acaba con ellos. ¡Sorpresa! ¡Giro de guion! ¿A qué no os lo esperabais?

Y no doy más ejemplos porque podría alargar mucho la reseña. Pero ya os aviso que este tipo de escenas gratuitas pueblan toda la obra como si de una plaga se tratara. Y no solo escenas, si no los diálogos, que no solo son monótonos y repiten una y otra vez lo mismo, sino que encima son aburridos y carentes de vida. Todos los personajes hablan y piensan igual (menos la niña, que esa tiene que dar penita). No sé cuántas veces se repite la palabra “cariño” en los diálogos.

Es notable la cantidad de errores ortográficos que contiene la novela y algunas chapucillas a la hora de editar el libro, como espacios en blanco entre letras de una misma palabra.

Segunda linea donde cortan un nombre supongo que por un salto de página fallido.

¡Faltan letras!

Pero vamos a decir algo positivo de verdad… La portada. La portada de Colucci que como de costumbre te deja impresionado. He disfrutado más mirando la portada del libro que leyendo el mismo.

Por eso solo me cabe decir que no recomiendo para nada esta novela y a pesar de que he leído que el autor ha recibido buenas críticas en otras de sus novelas, muy fácil lo tengo que tener para adquirir una de sus novelas para volver a leer algo. Para mí, lo peor que he leído este año con diferencia. Una lástima, porque el argumento podría haber dado mucho de si.


3 comentarios:

  1. Leí el libro, no está tan mal. Me molesta cuando el crítico (en este caso vos) se pone en plan de gracioso y falsamente mordaz para atacar la obra de otro. Hay que tener más humildad y respeto por alguien que a sus veinte o veintidos años ya publicó dos libros (cuántos libros publicaste vos? No veo ninguno tuyo por ahí). Suerte, flaco, seguí participando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es gracioso que gente anónima publique defendiendo cosas que ni le van ni le vienen. Yo no he atacado nada, he dado mi opinión y nada más. Si no te gusta mi opinión puedes comentar en qué crees que me equivoco y porque.

      Solo por tu comentario no tienes ningún tipo de credibilidad, una lástima, me hubiera gustado un debate sobre el libro.

      Eliminar
  2. Estoy leyendo la novela y coincido totalmente con Alexander, me he quedado alucinado con el primer capítulo, es de lo peor que he leído en mucho tiempo, la parte del metro donde los supervivientes se ofrecen, desesperados y hartos de vivir, como comida es del nivel del párrafo de la violación de la pobre niña a la que se refiere en la reseña, vamos que no sigo con con ella ni aunque me paguen.

    ResponderEliminar