sábado, 18 de enero de 2014

El Suelo del Ruiseñor [Leyendas de los Otori #1] de Lian Hearn



Estoy seguro de que todos vosotros tenéis un libro pendiente de leer que por su sinopsis, portada o temática, os llama poderosamente la curiosidad. Quizá también leer sobre el libro en blogs o internet, verlo en bibliotecas y en librerías puede influir. Uno de esos libros que a pesar de todo, te causa mala espina y tienes la impresión de que no te gustará, pero necesitas leerlo para sacarte el punzante deseo. Este es uno de esos libros y precisamente por esa corazonada no lo había empezado todavía.


A finales de noviembre un grupo de blogueras y blogueros realizaron una iniciativa en forma de maratón lectora conjunta. Los datos sobre la misma los podéis encontrar aquí y aquí mi proceso. El Suelo del Ruiseñor fue mi elección para la maratón pues era fácil de leer (de corte juvenil), de aventuras, y tenía relativamente pocas páginas.

Grave error.

Os resumo la sinopsis. Un chico se encuentra con que masacran a su pueblo y decide huir sin saber hacia dónde. Curiosamente, este chico ha estado aislado del mundo y conoce pocas cosas del exterior, ya que su pueblo y su cultura eran de exclusión social. Por otro lado tenemos a una chica joven, guapa y aparentemente inocente que vive de rehén político en el castillo/casa de un militar. Esta chica claro está tiene sueños de escapar del lugar pero lo único que queda claro gracias a muchos personajes secundarios totalmente planos, es el físico de ella.

En las primeras páginas el chico, Takeo, es salvado de una muerte segura, en el último segundo. Oportuno. Pero dejemos esta escena en un simple uso efectista. El hombre que lo salva no es alguien cualquiera, ni mucho menos. Es el Señor del clan Otori. El mismísimo cabeza de familia, quién lo adopta sin dar motivos aparentes en una decisión que no se entiende ni se entenderá a lo largo del libro.

El libro avanza despacio y sin dejar claras las motivaciones de los personajes. ¿Por qué Shigaeru adopta a Takeo? (Incluso sus sirvientes se lo preguntan). Takeo, imagino, se mueve por venganza, pero su carácter tímido y retraído nos impide totalmente enfatizar con él. Un personaje insulso y cargado de tópicos, con diálogos totalmente sin sentido.

La autora, probablemente pensando
 en Japón
Hay una escena totalmente incomprensible. Como he dicho, el protagonista es un chico muy tímido, algo cobarde, retraído y sin ánimo de vivir. Des del principio me fue imposible entrar en él. Pero lo peor es que hay un fragmento donde sale de la casa donde vive con Shigeru y se dirige a los guardias de una forma despectiva y soez. Sin venir a nada, les habla como un verdadero señor feudal hablaría a sus súbditos. El problema es que no tiene ni pies ni cabeza. Es así, porque sí.

Ah, que no se me olvide decir, que el protagonista, el granjero huérfano y perdido, tiene poderes. ¿Lo dudabais? Una especie de detección de su entorno y super sentido le permiten captar el movimiento y el más mínimo ruido de las amenazas.

Sobre Kaede, sus capítulos son peores si todavía hay cabida para tal cosa. Como no podía ser de otra manera, la mejor cualidad de este personaje son sus voluptuosidades. Por desgracia Lian Hearn reduce a su co-protagonista a esto. Sus primeros capítulos se basan en el desprecio de la chica por todos aquellos que como he dicho antes, se pavonean ante ella cual gallito de instituto. Una chica que se comporta como una adolescente en una corte feudal japonesa. Sin decoro alguno y sin ningún conocimiento en absoluto de cómo un personaje de su rango debería actuar. Por supuesto el capitán de la guardia se desvive por ella de forma desinteresada. Un pagafantas a la japonesa. Solo le falta llevar algunos libros de épica bajo el brazo y una camiseta de Star Wars. Perdón, creo que esto iba sobre Japón feudal, ¿verdad?

La trama en ocasiones avanza demasiado rápido y en otras invoca a Morfeo. El desigual ritmo de lectura tampoco ayuda a que la lectura pueda ser entretenida. Aguanté 146 páginas del libro y a he pesar de que quizá puede haber sorpresas, no voy a ser yo quién las descubra. Ninguna sorpresa, todo predecible. Además la prosa cambia bruscamente. Descripciones bastante pasables a diálogos infantiles.

Creo que lo único que vale algo la pena del libro son las descripciones de los paisajes. Hermosas descripciones de vistas y sonidos, creando una cuidada ambientación en un mundo supuestamente inventado. Sí, claro, ¿no creeríais que esta novela estaba ambientada en Japón? No, la autora así mismo lo comenta en una nota introductoria a la edición, donde ella misma pide perdón por la cantidad de fallos que contiene el libro. Esto me lleva a otra cuestión que me ha molestado durante las páginas que he aguantado leyendo. Si en el libro tenemos paisajes japoneses, nombres japoneses, personajes japoneses y una sociedad estructurada a la forma del Japón feudal, ¿Por qué la autora se auto-censura y lo llama de otro modo?

Me molesta enormemente que Lian Hearn intente camuflar que todo está casi calcado de una ambientación japonesa. ¿Le daba miedo fallar en cuanto a costumbres y sociedad? Porque de hecho lo hace y muy estrepitosamente. Un señor feudal JAMÁS adoptaría a un vagabundo como su heredero. Pero dejemos que la fantasía nos devuelva al mundo de la autora.

Los soldados no son samuráis, o ashigarus, como cabría esperar de una novela ambientada en un Japón feudal. No, son “soldados” y ya está. No usan katanas, o wakizashis, usan “sables”. Y lo mejor es que describe a estos sables como se describiría a una katana. Un solo lado afilado y un tanto curvo. Hay ninjas en la historia, pero por supuesto los nombra como “asesinos” o “El Pueblo de la Sombra” o algo por el estilo. La verdad es que no recuerdo literalmente como lo llama en la historia, pues mis notas son breves y hay muy pocas y el libro lo devolví hace un tiempo a la biblioteca. Si alguien me puede corregir le estaría agradecido.

¡Cinco libros!

Investigando descubrí que la autora había estado bastante tiempo en Japón, con algunas becas de estudios. Me sorprende sobremanera su desconocimiento del pueblo con quien compartió su vida. Muchos dirán que es solo la ambientación general de la novela y que no va mucho con la cultura japonesa, pero si yo fuera su antiguo profesor de universidad y me pasara una copia del libro, me resultaría bastante difícil saber cómo reaccionar.
Lo peor de todo todavía está por llegar. ¡Esto es una saga! Y se han publicado creo que cinco volúmenes en total, a cual más grueso que el anterior. Los he visto con mis propios ojos, en la biblioteca de mi pueblo están todos. Horror.

Me cansa escuchar que la literatura juvenil es literatura banal, mal escrita y sin profundidad, que son libros para niños, ya que no estoy de acuerdo con esta afirmación. Por poner un ejemplo rápido, J. A. Cotrina tiene unas cuantas novelas juveniles que dan mil patadas a las apodadas “adultas”, El Hobbit es considerada una novela infantil, un cuento; Ray Bradury tiene una antología de cuentos para jóvenes.  


Novelas como esta no hacen bien al género. Me explico. Hay un gran público librófago que consume sin leer la etiqueta del producto ni saborear su sabor. Engulle páginas de prosa bastante cutre, con una portada y una edición cuidadas, y con tres o cuatro tópicos que llamen a este tipo de lector. No estoy diciendo que debería ser un género elitista ni mucho menos, ni hago un llamamiento al mismo,  pues hay muchos tonos de gris, pero en especial, esta novela goza de una fama enorme, con reediciones y traducciones a varios idiomas. Y esto me mosquea. Y volvemos al mismo debate de siempre, que si las novelas malas las lee más gente y las buenas menos porque son más complicadas. Tonterías. Es como beber Coca-Cola o un zumo de frutas recién exprimido. La Coca-Cola es más fácil de encontrar y ya estamos familiarizados con ella y el zumo da pereza.
Y luego me dicen que en nuestro país no hay buenos escritores y buenos libros. Anda ya.


7 comentarios:

  1. Aunque en este caso parece que hay motivos más que sobrados para criticar la novela, seguro que también ha tenido algo que ver que la leyeras como parte de un 'maratón literario'. Son iniciativas simpáticas, pero me temo que al final muchas veces este tipo de actividades acaban haciendo que las lecturas se vuelvan obligatorias, e incluso provocan que se le coja manía a libros que con más calma o interés podrían resultar interesantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser pero mi maratón lectora fue bastante relajada. De hecho acabé 3 o 4 días antes porque el reto que me propuse fue muy pequeño. En este caso no creo que me afectara para nada el hecho de que lo leyera "obligado". De hecho, si no me lo hubiera propuesto para esta maratón no lo hubiera leído nunca.

      Te aseguro que este libro es muy difícil que suscite ningún interés.

      Gracias por pasarte Sergio!

      Eliminar
  2. Yo me leí los tres primeros cuando era pequeña (me lo regalaron en bloque) y si mal no recuerdo lo catalogue de cuento para cuando no hay otra cosa que leer. La verdad es que en general estoy bastante de acuerdo contigo, pero yo les vi en su día algo positivo. Me despertaron la curiosidad de investigar por mi cuenta sobre la cultura Japonesa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso estoy de acuerdo, si eres joven te suscita un interés para investigar. Pero también es cierto que la autora se ha aprovechado de eso precisamente para captar más público y más venta, pero luego el producto que vende es otro. (En las portadas salen samuráis y katanas...)

      Eliminar
  3. Le dedicas mas tiempo en criticar las 146 páginas que leíste a intentar dejarte llevar por lo que la escritora quiere entregar. La literatura fantástica es así, o le crees al escritor, o no le crees. Tu no le creíste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo contigo. Para expresar mi opinión le dedico todo el tiempo necesario y más. 146 páginas son más que suficientes. Demasiado.

      Respeto a lo de la literatura fantástica no estoy para nada de acuerdo. No se trata de creer o no creer, el trabajo de fe no es mío, es del escritor y hacer que su obra sea coherente, creíble e interesante y esta obra no cumple nada de eso. Una novela coherente no te obliga a tener que hacer ningún acto de fe ya que es creíble.

      Gracias por pasarte a comentar, siempre me gusta comentar con gente que no esta de acuerdo con mis opiniones. Y gracias por leerme (creo :) )

      Eliminar
  4. A mí sí me gustó la saga completa. 5 libros de lujo que hay que leer. Es mi opinión. Saludos.

    ResponderEliminar