sábado, 27 de julio de 2013

Mitos populares de Japón. Leyendas de Tôno – Yanagita Kunio [Reseña]


Nota previa a la reseña: No voy a reflexionar sobre la obra etnológica de Yanagita Kunio, mi intención es hacer una reseña de la edición del libro, intentar analizar los puntos fuertes y los flacos y comentar superficialmente aspectos importantes de la labor de investigación del autor. Quizá en un tiempo saque alguna reflexión más profunda sobre la obra, que lo merece.

La editorial Quaterni ha publicado este año una de las obras de cultura japonesa, antropológicamente hablando que más ganas tenía de leer. De hecho, tenía miradas varias ediciones en inglés. Tôno Monogatari es una de las obras clave del siglo XX para conocer la etnología japonesa. En este caso la edición es una impresionante traducción directamente del japonés por la profesora Mariló Rodriguez del Alisal. Junto a unas breves notas introductorias sobre la pronunciación, la presentación de la novela y unos agradecimientos, encontramos una biografía resumida pero muy completa sobre Yanagita Kunio y la región de Tôno que contiene diez poblaciones: Tsuchibuchi, Tsukumoushi, Matsuzaki, Aozasa, Kamigo, Otomo, Ayaori, Masuzawa, Miyamori y Tassobe; las cuales es necesario recordar o por lo menos revisar durante la lectura; donde el autor investigó para realizar sus estudios. A partir de la página 41 ya podemos empezar a leer el trabajo propiamente dicho de Yanagita Kunio.

Índice de la edición de Quaterni.
La obra está llena de referencias fantásticas que nos facilitan la comprensión de términos como onryô: alguien que muere con rencor, por lo que su espíritu se convertirá en un ser vengativo, Kawai que significa literalmente “donde los ríos se encuentran”, Inari: espíritu del zorro que actua como enviado de la divinidad, ijin que denomina a un tipo de forastero o extraño en la región (se le relaciona con secuestros entre otras. Además el autor mismo aclara muchas definiciones de palabras y términos japoneses que según nos cuenta el autor, solo se encuentran en esa región japonesa. Siempre teniendo en cuenta que esta investigación se llevó a cabo durante 1909, y su publicación en 1910.

Hay algo que quiero comentar antes de seguir la reseña, no es una obra de cuentos japoneses al uso, no es una recopilación de historias populares por lo que no son historias con finalidad moral o ética, ni para entretener. Se trata de un estudio que realizó el autor, buscando pueblo por pueblo, casa por casa, preguntando a cada granjero, cazador o pastor, acerca de las leyendas que se cuentan en la zona. La mayoría son muy ingenuas, como es de esperar de una zona tan rural y aislada, pero hay otras que guardan un parecido impresionante con historias que nosotros conocemos. Por eso, este libro no considero que sea apto para personas que buscan un poco de entretenimiento, de hecho lo considero enfocado a un público con más conocimiento de la cultura japonesa, con trayectoria de lector en su literatura y con conocimientos de cine. Yanagita Kunio nos deja en este libro muchas claves que han inspirado a numerosos artistas japoneses, ya sean escritores, cineastas, dibujantes, en sus creaciones fantásticas. Esta obra nos ayuda a conocer y a investigar en esos precedentes culturales. De hecho, la considero una obra fundamental para cualquier investigador de la obra literaria japonesa.
Os dejo unos fragmentos del libro:
55
“Muchos Kappa habitan en los ríos. Hay cantidad de ellos en el río Sarugaishi. Las mujeres de dos generaciones, miembros de una misma familia residente en una casa situada junto al río, en el pueblo de Matsuzaki, quedaron embarazadas de bebé kappa. Cuando estos nacen, existe la costumbre de cortarlos en trozos, meterlos en pequeños barriles de sake y sepultarlos en la tierra. Tienen un aspecto grotesco.”

Como hemos comentado antes, las leyendas no están manipuladas por el autor para darles credibilidad. Él simplemente se dedica a recogerlas y a redactarlas con un tono poético que hace las delicias de la lectura. Reconozco que mi fascinación y el temor se mezclaban cuando leía pasajes como este.
84
[…] Cuando era adolescente, en la Era de Kaei, muchos extranjeros se establecieron a lo largo de la costa. Había edificios de estilo europeo en Kamaishi y en Yamada. Se sabe que un occidental vivió cierto tiempo en un promontorio de la península Funakosi. Se practicaba secretamente la religión cristiana, y en el distrito de Tôno crucificaron a unos cuantos de sus fieles. Según cuentan aquellos que van a los puertos de la costa, aún se encuentran ancianos que hablan de los ijin que se abrazan y besan. Se dice que hay bastantes niños de origen mestizo en esa zona costera.

Estos fragmentos nos demuestran que Yanagita Kunio tuvo a bien de dirigirse a la región de Tôno, tan rica en mitología y leyendas nada comunes a lo largo de Japón.

Hay una historia que me ha cautivado especialmente, en la que un hombre volviendo a su casa, encuentra a un hombre al que no distingue el rostro ni las manos. Creyendo que este hombre se está acostando con su mujer, decide enfrentarse pero el mismo desaparece. El primer hombre, al acercarse a la puerta de su casa, descubre que el extraño flota en el aire, sobre la puerta y su rostro está a escasos centímetros de él, mirándolo con ojos desorbitados. 


La cantidad de deidades locales que surgen relato a relato nos dan una muestra de cómo la misma idea cambia de aldea en aldea, a tan solo unos kilómetros de distancia, esto de uno de los aspectos más interesantes de la etnología, ya que luego se pueden reunir todos estos datos para organizar ciertas leyendas en torno a ciertos mitos. O de como un forastero o un extranjero, puede convertirse en un mito  o leyenda y ser usado para atemorizar a los niños (como nuestro hombre del saco, o el coco), cuando esos extranjeros eran probablemente viajeros a los que los locales habían visto por primera vez.

Esquema de una mansión.
Pero con esta obra no podemos quedarnos solo con el detalle anecdótico. Yanagita Kunio nos relata que platos típicos se come en la región, por lo que da un repaso a la gastronomía del lugar; que comercio y que agricultura tienen los aldeanos, estos datos son importantes pues esclarecen de que se sustentan los pueblerinos y cuáles son sus temores, perder una cosecha o ser atacado por animales mientras el cazador vaga por el bosque; por lo que las deidades se crean entorno a estos temores. Además  de sus costumbres, teatro, danza, ritos en los que se pasea a una deidad por diferentes aldeas, todos ellos sumamente intrigantes e interesantes. Otro dato importantes son las rutas de viaje, los pasos entre montaña, las mejores rutas o las encrucijadas que se consideran malditas y no se usan (seguramente por ser peligrosas por algún otro tipo de cuestión, pero ese mito se crea alrededor del lugar para que los lugareños lo eviten). Todo esto me hace pensar si este libro no sería mejor considerarlo un libro de viajes, al estilo de los antiguos griegos. Yanagita Kunio siente fascinación por su tierra, por sus costumbres y por su gente, y así lo demuestra en el viaje que realizó a principios de los años XX.

El ejemplar del que soy orgulloso poseedor.

El autor nos nombra continuamente a lo largo de la novela, a un autóctono de Tôno a quien considera un gran amigo: Kizen Sasaki. Muchas de las leyendas las hace refiriéndose a familiares de este personaje, por lo que entiendo que pasó mucho tiempo con esta familia de la que consiguió cuantioso material anecdótico.  Es interesante investigar sobre este hombre pues según algunas fuentes, es referido como un hombre de familia acomodada que fue un poeta y lingüista japonés al que llegaron a apodar como el Grimm Japonés, debido a su  labor antropológica con la mitología. Gran parte de su vida la pasó colaborando con Yanagita, pero tiene trabajos independientes muy interesantes.

Debo referirme de nuevo a la excelente traducción de Mariló Rodriguez. Normalmente todo este tipo de obras las leemos adaptadas del francés, del inglés o del alemán, en este caso tenemos una traducción directa de la publicación original de Yanagita. A pesar de que no se japonés, se puede notar una calidad excelente en la traducción, el cuidado en la misma, ya que a principio de la obra, tenemos unas aclaraciones de traducción. La traductora tiene algún libro de lingüística japonesa.


Hay que tener en cuenta que es absolutamente necesario leer las notas introductorias de la biografía del autor para poder entender las motivaciones del mismo. Como ya he comentado, no se trata de una obra de entretenimiento si no de estudio. En estas notas se desvela por qué empezó a interesarse por la etnología a pesar de venir de una familia de médicos y como empezó a leer obras antropológicas de autores europeos. Sus amistades con etnólogos y estudiosos entre otras anotaciones que considero de suma importancia. No se hace pesado leerlas por dos razones, está muy resumido, son pocas páginas y además la vida de este señor es bastante curiosa, ya que por ejemplo, fue Maestro de Ceremonias del emperador.

La breve obra que reseñamos hoy es sin duda una fuente de conocimiento fascinante, y que dio el pistoletazo de salida a gran número de trabajos folclóricos por todo el país de Japón que en pleno siglo XX intentaba dejar atrás su pasado rural y entrar de lleno en la industria global. Investigadores como Yanagita Kunio, vieron un posible olvido o contaminación de sus mitos y leyendas más primitivos por lo que se dedicaron a recolectar todos los posibles en un trabajo de toda una vida, postergando una obra que ahora, curiosos como yo, o investigadores de la antropología cultural japonesa, pueden consultar y analizar. ¿Y quién no quiere visitar Tôno a estas alturas? Una obra que debería descansar en las repisas de cualquier, interesado o investigador de la cultura japonesa, ya que representa una referencia esencial.
Contraportada.


Desde aquí agradecer a la editorial Quaterni por la confianza al hacerme entrega de un ejemplar de promoción para reseñarlo y animar a la editorial con su excelente trabajo.

2 comentarios:

  1. Muy interesante. ¿Podrías recomendar alguna obra que pudiera servir como introducción a la cultura japonesa menos compleja que esta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta obra no me parece compleja, pero creo que se necesitan ciertas nociones previas.

      De Lafcadio Hearn hay algunas obras de pequeño formato como "El Japón Fantasmal" publicado por Satori.

      También tienes uno muy interesante y facilillo para "dummies" que se llama Yokai de Andrés Perez Riobo. De la editorial Satori.

      Hay otra obra cortita de Cora Requena Hidalgo que se llama Mundo fantástico en la literatura japonesa. También de Satori.

      De Quaterni te recomendaría varias cosas pues todo lo que tienen es esencial. Si quieres leer literatura propiamente dicha, prueba con la trilogía de Mushashi de Eiji Yoshikawa, de la que se han hecho películas, mangas y un poco de todo.

      De Quaterni también son interesantes otros trabajos de cuentos y mitos como El Dragón, Rashômon y Otros Cuentos de Ryûnosuke Akutagawa o Fantasmas y Samuráis. Cuentos modernos del viejo Japón de Okamoto Kidô.

      Si te gusta la intriga palaciega en vez de las aventuras de Musashi, puedes probar con Taiko de Eiji Yoshikawa que Quaterni tiene publicado, son tochos, pero es una historia genial y te ayudará a pillar muchas cosas de la cultura japonesa más tradicional.

      Y bueno, te podría recomendar más pero creo que con esto tienes suficiente para un tiempo :D

      Eliminar