jueves, 23 de marzo de 2017

La tierra permanece, de George R. Stewart


Este 2017 una de mis intenciones es leer más clásicos, y que Gigamesh reeditara La tierra permanece, novela que ha sido publicada varias veces en España pero llevaba varios años descatalogada, era una excusa perfecta para conocer a un autor importante en la ciencia ficción. Leyendo otras críticas de esta misma reseña, algunas comentaban que las anteriores ediciones de La tierra permanece, de George R. Stewart mostraban un texto no demasiado bueno, e incluso malillo. El caso es que Gigamesh no solo reedita el formato con una cubierta nueva, sino que también lleva una nueva traducción a cargo de Luis Delgado.

La tierra permanece es una novela apocalíptica, que narra el fin de la civilización humana tal y como la conocemos a causa de una enfermedad que acaba con casi toda la población. La narración se centra en el científico protagonista que vive en medio de la naturaleza dedicado a sus estudios y que, al volver a la ciudad, descubre el cataclismo. Es entonces cuando la novela arranca verdaderamente, pues la desolación, las dudas, la tristeza, o el desamparo son diferentes motores que darán ritmo a la novela. No me confundáis, no he notado que la novela fuera especialmente pesimista, quiero decir, es una novela apocalíptica, y el fin de las cosas debería ser algo desolador. Creo.

En cualquier caso, Isherwood Williams, acostumbrado al aislamiento de la sociedad plantea una interesante reflexión sobre la destrucción de la civlización y cómo de las cenizas puede surgir la esperanza, pues según va envejeciendo, va construyendo una pequeña aldea o comuna con la esperanza de unir algunos retales de lo que hubo. 

La tierra permanece, publicada en 1949, bebe directamente de las consecuencias a todos los niveles de la Segunda Guerra Mundial, por lo que no es de extrañar que el tono general de la obra sea depresivo y catastrofista. Por otro lado, como comentaba antes, Stewart no ofrece solo decadencia, sino que hace una defensa sobre volver a las raíces, de rechazo a lo industrial, de una sociedad más conectada con la naturaleza y sus circunstancias inmediatas. Pero por otro lado, el estilo narrativo del autor es tan sobrecogedor que su lirismo hace de barrera para que el apocalipsis no nos empape. El propio estilo ayuda a que el lector empatice con la idea de volver a las raíces y a una especie de sociedad pre-industrial mucho más preocupada con su entorno, y con unas bases morales más sólidas.

He quedado muy impresionado por lo bien que esta novela ha aguantado el tiempo (a nivel argumental, porque la brillante traducción de Lluis Delgado ha conseguido un lavado de cara de primera), pues es una obra que se escapa de clichés, y aunque la idea de una sociedad que colapsa y hay que reconstruirla desde las cenizas no es novedosa, La tierra permanece tiene puntos fuertes de sobra como para obviar este hecho. Bravo por Gigamesh por querer apostar una reedición de un clásico (me atrevo a decir que poco conocido o recordado hoy en día) tan interesante, lo que demuestra un gran criterio de selección. Reeditar obras tan antiguas siempre es algo muy arriesgado, pues la fiebre de la novedad nos tiene poseídos a todos, por lo que celebro y os animo a que le deis una oportunidad a la novela de George R. Stewart, pues a mí me ha dejado muy impresionado. 

lunes, 13 de marzo de 2017

Crossroads of Canopy, de Thoraiya Dyer


Cuando una novela lo tiene todo para gustarte, pero falla, el golpe es más duro. Por eso mi reflexión final con Crossroads of Canopy, de Thoraiya Dyer (Tor, 2017), es más agridulce de lo que me hubiera gustado. Un worldbuilding interesante, personajes profundos que se salen del molde, una fantasía que no tira de batallas ni intrigas palaciegas y opta por un camino del héroe inverso y muy original... Pero. Y es que ese "pero" es demasiado grande. Vayamos al grano y empecemos con las cosas positivas.

En Crossroads of Canopy, lo primero que salta a la vista es la cubierta de Marc Simonetti, a quien conoceréis por ser el ilustrador de las trilogías de Nacidos de la Bruma en Nova. Ya sé, ya sé, no juzgues un libro por la cubierta, pero uno tiene sus debilidades. Y después viene lo bueno. Canopy es una ciudad/sociedad que vive en las copas de los árboles de un bosque gigantesco. Este bosque se divide en varios niveles: Canopy, Understorey, y Floor. Según más bajo se viva, se supone que la casta es inferior. La sociedad en cada nivel se estructura de una forma concreta y tiene sus mitos, leyendas, y demás aspectos culturales muy marcados. Por otro lado, en Canopy hay dioses vivientes que hacen "magia" (no lanzan rayos ni bolas de fuego, pero tienen ciertos poderes).


La historia comienza cuando Unar, nuestra protagonista, quiere cambiar las cosas. Ella quiere ser la guardiana de la siguiente diosa, pero dependiendo del género de esta, ella podrá, o no. En cualquier caso, en su periplo de camino del héroe invertido, va cayendo de Canopy, piso a piso, por lo que tendrá que reinventarse para tratar de volver arriba. La novela tiene una carga potentísima de crítica social y sobre todo de crítica de género. Pero aprovecha para reflexionar sobre los roles que se nos dan en la vida y a los cuales debemos ceñirnos lo queramos o no. La novela está repleta de personajes que no quieren aceptar esta norma y tratan de romperla.

Y ahora, lo que no me ha gustado tanto. Podréis pensar que es un novelón por lo dicho anteriormente. Y como decía al principio, lo podría haber sido. Pero para mí tiene varios contras importantes. El estilo narrativo, que comienza siendo sorprendente y original, termina siendo farragoso y cansino en muchas ocasiones. La novela es larga para lo que cuenta, quiero decir, da vueltas, y vueltas, y vueltas, sobre el mismo tema, sobre minucias y sobre elementos que no tienen peso en la trama. Creo que hay un tramo de unas cien páginas en las que literalmente no sabía qué ocurría, y que cuando terminó, descubrí que podía seguir el hilo perfectamente sin necesidad de esas páginas. Y luego hay algunos personajes que parecen ser fuertes y decididos, pero que en muchas ocasiones demuestran actitudes estúpidas y muy incoherentes con su personalidad. He terminado muy irritado con según que diálogos o acciones tomadas por ciertos personajes. En cualquier caso, no creo que sea una novela suspenso, Odo en su blog tiene una crítica más positiva que la mía que os recomiendo leer. Yo, personalmente, no leeré el resto de la trilogía, aunque sí otras novelas de la autora.

viernes, 3 de marzo de 2017

Resumen de lecturas [Febrero, 2017]


Ya lo dije en el anterior resumen de lecturas, habría cambios en el blog. De hecho desde entonces no he publicado nada por aquí, y me da mucha pena. No es que esté desaparecido, en este tiempo hemos sacado varios programas en Neo Nostromo, como la entrevista a Ricard y Salvador, por Herba Negra, y el programa dedicado a El cielo roto y Pétalos de acero. Por otro lado, me he mudado, aunque no a tiempo completo, a Fantifica, donde espero que mis textos tengan mayor repercusión y acabado más profesional y menos "de blog" (ya me entendéis). Allí podéis leer mi reseña de El cielo roto y todas mis reseñas de The Expanse, que no son pocas. Este mes también emitimos el The Spoiler Club sobre El despertar del leviatán, de James S.A. Corey, con Jordi Balcells. Vamos, que no es que haya estado desaparecido precisamente. A todo esto sumadle la incansable actividad que tenemos en El peso del aire. Y ahora vamos a ver qué he leído este mes, cuya lista empiezo a hacer en este mismo momento. ¿Habré leído 9.999.999 libros de nuevo?



Our Talons Can Crush Galaxies, de Brooke Bolander  
Cuando vi este relatonominado a los Nebula, me lancé a leerlo en Uncanny (aquí lo tenéis gratis). Es cortísimo, unas 1000 palabras (un folio) y se lee en 10 minutos. Un relato que aúna lirismo y brutalidad. Amargo, duro, árido, un puñetazo en el estómago. ¿No estáis cansados de esos titulares pasivos en noticias de asesinatos o violaciones a mujeres? El uso de la pasiva en "mujer muere" en vez de "mujer asesinada" o "tal asesinó a cual". Boolander escribe un texto que destila cabreo. Puro cabreo ante esta injusticia deplorable. No os cuento más. Ah, y saldrá publicado en la revista Supersonic. ¡Yay!

Crónica japonesa, de Nicolas Bouvier [RESEÑA
Interesante y curioso cuaderno de viajes de Bouvier en sus dos visitas a Japón. La edición está cuidada, aunque tiene alguna que otra faltilla ortográfica (siempre pasa), es cómoda de leer y el papel es de calidad. En El peso del aire tenéis una reseña completa, pero si os gustan las crónicas de viajes y Japón, vale la pena.

Crossroads of Canopy, de Thoraiya Dyer [RESEÑA

Una novela de fantasía publicada por Tor que pintaba mejor de lo que ha resultado ser. En un mundo llamado Canopy en el que todo es un bosque, cuanto más alto en los árboles, más alto en el escalafón de la sociedad se está. Arriba viven los dioses, y abajo los parias. El problema es que la novela para mí no ha acabado de arrancar, muchos personajes me han parecido tremendamente insoportables, y la trama se ha desinflado a marchas forzadas según avanzaba. El final, por cierto, muy anticlimático. Os recomendaría el audiolibro, porque es excelente, y la verdad es que Dyer escribe que da gusto. La leeré en otro texto, pero no os puedo recomendar Crossroads of Canopy.

Mi individualismo y otros ensayos, de Natsume Soseki [RESEÑA
¿Estoy enamorado de las ediciones de Satori? Sí, afirmo. Cada uno de sus libros me deja sin aliento. Ya no solo lo que  publican, sino cómo. Esta edición con 4 ensayos de Sôseki es para comprar 2 ejemplares: uno para leer y otro para la estantería. Y que cuente como parte de mi patrimonio y legado. Echadle un ojo a la reseña, que lo mola todo.

Fûrinkazan. La epopeya del clan Takeda, de Yasushi Inoue [RESEÑA
Ya había alucinado con los relatos de Inoue en "Luna llena y otros cuentos" pero es que con Furinkazan me ha dejado rotísimo. No perdáis un instante e id a leer a Inoue. Menuda maravilla de autor y qué lástima que sea poco conocido. Pasaos por la reseña para saber más del libro.

Y eso es todo. He leído algunos cómics, como el recopilatorio de 75 años de Wonder Woman, o los cuatro primeros volúmenes de Wonder Woman de New52 (muy recomendables), así como Catbird, de Margaret Atwood, que dejé abandonado por peñazo. 

jueves, 9 de febrero de 2017

Resumen de lecturas [Enero 2017]


Se avecinan cambios para el blog, pero de esto ya hablaré en un post más adelante, cuando organice bien las ideas. El caso es que las reseñas van a ser escasas, pero no quiero dejar el blog sin publicaciones, y creo que un resumen de lecturas semanal es una buena forma para resumir en dos o tres lineas mi opinión sobre lo que he leído (y quizá visto) durante dicho mes. Esta sección la dejé abandonada en julio de 2016, la retomé con un vídeo en el canal de Youtube, pero ahí ha quedado la cosa. Y lo cierto es que me gusta resumir las lecturas y verlo todo en retrospectiva. Todo sea por no quedar en el silencio y porque esas reseñas que se me quedan a medias sigan teniendo voz. Vamos allá.

La tierra permanece, de George R. Stewart 
Gigamesh se puso las pilas a finales de 2016 y desde la Eurocon publicaron una serie de novedades bastante interesantes. A mí por lo menos me bombardearon la pila con artillería pesada. Aproveché el final de las navidades para leerme las dos novelas apocalípticas que habían publicado. En este caso un clásico retraducido y con una edición impecable. Una gratísima sorpresa la novela de Stewart. Un tono pausado, lírico y sobrecogedor para narrar, literalmente, el fin de la civilización.

Apocalipsis suave, de Will McIntosh [Reseña
Quizá buscaba algo más parecido a la anterior, o quizá todo lo contrario, el caso es que esta novela me pareció algo inferior a la de Stewart, que, por haberlas leído seguidas, no pude evitar comparar. Aún así me pareció descorazonadora, brutal, dura y directa. Una crónica que parece alertarnos con un mensaje claro: vamos cuesta abajo y sin frenos. Y ya no hay tiempo de parar. 

Ella en la otra orilla, de Mitsuyo Kakuta  [Reseña
Ya lo dije en la reseña: nunca me hubiera imaginado que me leería una novela sobre una ama de casa y sus andanzas por hacer nuevas amistades. Está fuerísima de mi zona de confort, pero la novela alza un grito de guerra contra los estándares de la sociedad japonesa tan potente que me enganchó sobremanera. Además, rebosa deuna ternura tremenda. Las pocas veces que salgo de mi zona de confort (género fantástico), es para leer a autores japoneses. Y vale la pena.

Herba negra, de Macip Garzón [Reseña
De esta novela he hablado en el blog y en el Neo Nostromo. Novela (también) apocalíptica que me sorprendió muchísimo. Escrita a cuatro manos por Ricard Ruiz y Salvador Macip. Espero que pronto la traigan en castellano (id a escuchar la reseña al podcast, mangurrianes.

Stories of Your Life, de Ted Chiang 
Tenía la antología de Ted Chiang pendiente desde hace años (maldito Librero del Mal), pero saber que iba a ver la peli fue la gota que colmó el vaso: antes quería leer la recopilación de relatos. Y buf. Algunos de ellos son los mejores relatos de CF que he leído en mi vida. Puro sentido de la maravilla. Hay que ser diferente y mágico para ver el mundo con los ojos de Chiang. No lo dudéis ni un segundo.

La sociedad gastronómica y otros cuentos, de VV.AA. 
Si algo no aguanto, es que una editorial trate de tontos a los lectores. No es la primera vez que me encuentro con un texto en Quaterni cuya traducción chirría mucho, y que además está preñado de faltas y con un estilo bastante malo. No quiero hacer sangre, Quaterni es una editorial que siempre me ha gustado. Son pocas las que publican literatura japonesa, y suelen tener buen ojo para escoger obras, pero es que son varias, y consecutivas. Pronto habrá reseña en El peso del aire, pero ya adelante que voy algo enfadado con este texto. Porque además el libro contiene relatos excelentes de autores aclamadísimos. Así no.

Welcome to the Medical Clinic at the Interplanetary Relay Station, de Caroline M. Yoachim 
Relato cortito de CF que podéis leer gratis justo aquí. Nunca dejo de admirar a los autores que combinan la comedia y la ciencia ficción. En este relato, Yoachim lo hace de maravilla. Gran recomendación de Odo y Mangrii.


The Long Way to a Small Angry Planet, de Becky Chambers 
Novela de ciencia ficción space opera que creo que va a dar bastante de qué hablar. Divertidísima, con un tratamiento del género bastante original y que me ha sorprendido muchísimo. La autora ha pasado por completo de clichés y estándares del género y ha escrito lo que le ha dado la gana. Una novela redonda, que funciona y la cual he disfrutado muchísimo.

The Fortress at the End of Time, de Joe M. McDermott 
No puedo decir lo mismo de este peñazo. Larga, cansina, con un taco de paja enorme, personajes incoherentes. Me sorprende que Tor.com haya publicado esto en su línea. Ni siquiera ofrece un punto de vista interesante sobre la ciencia ficción bélica. Una grandísima decepción. Terminé leyendo el libro en diagonal por no dejarlo abandonado, pero poco le faltó. Una pérdida de tiempo.

You'll Surelly Drown Here If You Stay, de Alyssa Wong 
Bestial relato western de la magnífica Alyssa Wong. Se me acaban sus textos y es que es de las relatistas breves que más me gustan actualmente. Muy recomendable.

El cielo roto, de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina
Novelita corta que forma una pentalogía junto a su segunda parte. Como estaba gratis me la bajé y me la leí en una noche. Brutal. De verdad, es BRUTAL. Tanto que compré el segundo mucho antes de terminar el primero. Recomendadísimo si os gusta lo macabro, lo apocalíptico, los demonios, lo abismal y un texto escrito con muchísima habilidad. Brutal.

Killing Gravity, de Corey J. White 
Y otra brutalidad de texto, en este caso una historia en la cual Mars, es una astronauta perdida que huye de una corporación que la convirtió en una máquina de matar. Puede hacer una especie de magia con la cual APLASTA NAVES ESPACIALES ENTERAS. Me lo he pasado genial y tiene algunos fragmentos memorables. Y tan solo 100pgs. 

Escatología de andar por casa, de Bandinnelli 
Y terminamos con una enorme sorpresa. A Bandinnelli ya le había leído antes, pero con esta antología me ha robado el corazón. Relatos personales, muy, muy originales, y que algunos de ellos pueden tanto sacarte una carcajada, como volarte la cabeza. Bravo, Bandinnelli, esta obra es de referencia en la ciencia ficción humorísitca española. Bravo.

Volveré a por más el siguiente mes, lo prometo.

martes, 31 de enero de 2017

Herba negra, de Macip Garzón


Herba Negra, escrita a cuatro manos por Macip Garzón (Salvador Macip y Ricard Ruiz Garzón) ha sido publicada en Fanbooks y ha ganado el premio RAMON MUNTANER 2016 de literatura juvenil.

Sin adentrarme mucho en qué es o qué no es literatura juvenil, a nivel personal no considero Herba Negra como una novela enfocada a lectores adolescentes, ni que su trama sea precisamente juvenil. Es una novela apocalíptica, donde el fin se cierne sobre los personajes a medida que avanza la novela. No es un “La carretera” de McCarthy, no todo está perdido de antemano, pero ahí es donde creo que radica lo interesante de este libro. Eva y Eli, los protagonistas, lo tienen todo, un piso, un gato, una vida universitaria feliz y tranquila, y de pronto conocen a Salva, y de ahí es todo cuesta abajo. Sus vidas descienden en una montaña rusa sin frenos mientras tratan de desentrañar los misterios de la fada (hada) una planta que parece empeñada en dominar el país. Las intenciones comerciales parecen ser claras por sus creadores: conseguir el monopolio de energía y alimentario de planeta. Pero nada es lo que parece.


Herba Negra, que parece estar en búsqueda de editorial en castellano, presenta a unos personajes profundos, reales, que están en esa franja de edad idílica: la universidad, justo cuando uno se emancipa, cuando empieza a ser independiente. Estos personajes son sumergidos de lleno en una situación que desde el principio les supera, se ven sobrepasados por los acontecimientos y reaccionan como personas de carne y hueso: con histeria, con ansiedad, con decisiones poco coherentes y con mucha duda. La novela tiene unos personajes verdaderamente sólidos, pero quizá tiene un arranque un pelín lento y anticlimático. Hacia la mitad del libro, la trama se pone interesantísima, y empiezan a  suceder acontecimientos que te dejan alucinado, pero hasta esto empieza a ocurrir, hay un proceso de aclimatación que en mi opinión adolece al total de la novela. Además, este inicio sí tiene un tono más juvenil, y puede que sea precisamente por esto por lo que ha sido catálogada en esta franja. Por otro lado, cabe mencionar que el estilo narrativo es muy bueno, sencillo, sin florituras, pero cuidadísimo y muy pulido. Es casi imposible discernir quién de los dos ha escrito qué, ya que parecen uno mismo. En definitiva, una novela entretenida, con un ritmo algo irregular, con un estilo limpio, correcto e interesante, y con unos personajes con los que es muy fácil empatizar.


Hoy se publica el Neo Nostromo #10, podcast para el cual escribí originalmente esta reseña. Os recomiendo echarle un ojo si no lo conocíais.


lunes, 30 de enero de 2017

Proyecto Celsius232 Vol. 2017


El Celsius232 de este año ya se acerca, y yo, más previsor que nunca, ya tengo las fechas marcadas en el calendario con bastante antelación. Como de costumbre me gustaría preparar un proyecto de lecturas programadas para el festival. En esta edición de 2017 se han anunciado algunos autores muy potentes, y a falta del aluvión de nombres que sucederá un mes antes de la fecha, entre Daniel, de Boy With Letters, e Isa, de A través de otro espejo, hemos organizado una lista de lecturas. Esta lista es doble, ya que hemos decidido leer y reseñar un libro en común por cada autor el cual está marcado en negrita, pero luego yo me he montado mi propia lista personal que se añade a la común. Además, mi propósito para este año es tratar de reseñar aquellos libros que ya tengo leídos pero no he comentado por el blog. Sin más preámbulos, aquí vamos.

Proyecto común 55%
Total: 11
Leídos: 6
Pendientes:5

Proyecto personal 79%
Total: 33
Leídos: 26
Pendientes: 7


Joe Abercrombie

Ann Leckie

Bandinnelli

Marc Pastor

César Mallorquí


Ricard Ruiz Garzón

Ismael Martínez Biurrun

miércoles, 25 de enero de 2017

Hammers on Bone, de Cassandra Khaw


Hammers on Bone, de Cassandra Khaw es una novela corta publicada en el sello Tor.com (2016) que mezcla el horror cósmico lovecraftiano con una ambientación y trama de novela negra. Sí, a todos nos habrá venido de pronto a la cabeza la serie True Detective (por lo menos su primera temporada), y algo de eso tiene, por lo menos en tono y atmósfera. Para mí son dos subgéneros que desde esa serie, parecen ir bastante de la mano, y varias obras en el catálogo de Valdemar lo demuestran. Creo que la estética noir y el horror cósmico beben de esas atmósferas cargadas y oscuras, claustrofóbicas, que a la vez recuerdan a terrores atávicos, ya sea por personas dementes, o por algo más.

Hammers on Bone está protagonizada por John Persons, un investigador privado y cazamonstruos, el cual recibe un contrato de un niño de diez años para que mate a su padre adoptivo, McKinsey. Segun Persons investiga, descubre que el padre adoptivo no es solo un maltratador, sin que tiene una infección alienígena que se esparce por todo Londres. Pero Persons también es un monstruo que proviene del espacio, por lo que la "lucha" parece estar equilibrada.


Quiero destacar un elemento que me ha resultado curiosísimo en la novela, y es que Khaw utiliza tropos y clichés que se asocian a personajes masculinos blancos y los tergiversa de modo que reflexiona sobre estos mismos tropos en la literatura, pero de modo que parece algo implicado en la propia trama. Además, Khaw le da protagonismo a aquellos que normalmente son "invisibles" en la literatura. Además, el protagonista, Persons, sufre varios dilemas morales, algo quizá más típico de la novela negra, sobre qué es la justicia, o sobre si la violencia está justificada. 

En definitiva, creo que es un texto interesante, que a nivel de trama y ritmo se me ha quedado un poco pequeño, que se centra mucho en querer desmontar los mencionados clichés y que trata de ser original, pero que recae en tropos narrativos menos obvios manidos, así como resoluciones un tanto... extrañas. Hammers on the Bone es reflexiva e invita al lector a no quedarse con una primera lectura de las cosas, a recapacitar sobre los límites morales, tanto personales como dentro de la propia literatura. Todo esto además de hacernos pasar un (buen)mal rato, entretenida, divertida, de atmósfera, y muy oscura. La ilustración de cubierta es de Jeffery Alan Love, a quien os recomiendo seguir en Instagram.

martes, 24 de enero de 2017

Entrevista a Angela Slatter

Angela Slatter. Fotografía de Mark Cranitch.


Nota: esta entrevista se publicó en marzo de 2016 en Supersonic #4. Aquí podéis leer la versión original. Hoy la rescato para el Adopta una autora.


Alexander Páez: Desgraciadamente, aun no se han publicado tus libros en España. Cuéntanos algo sobre ti y tu obra.

Angela Slatter: Soy una autora australiana que escribe fantasía oscura y terror, y la mayoría de mis historias se basan en los cuentos populares. He publicado seis colecciones de relatos (Sourdough and Other Stories, The Girl With No Hands and Other Tales, Black-Winged Angels, The Bitterwood Bible and Other Recountings, así como Midnight and Moonshine y The Female Factory –estas dos últimas co-escritas con Lisa L. Hannett). En octubre saldrá mi séptima colección, A Feast of Sorrows: Stories, de la mano  de Prime Books y ¡que será mi primera colección en Estados Unidos! Mi primera novela, Vigil, saldrá publicada en julio gracias a Jo Fletcher Books en el Reino Unido, y sus secuelas -Corpselight y Restoration- verán la luz en 2017 y 2018, respectivamente. Me siento afortunada de haber ganado un World Fantasy Award, un British Fantasy Award, y cinco Aurealis Awards. Ésta es mi web y merodeo por Twitter como @AngelaSlatter.

AP: Escribes cuentos y relatos, aunque antes te decantabas más por las historias o la ambientación de terror. ¿Por qué te mueves en estos géneros?

AS: Siempre me han gustado los cuentos populares, ya que fueron las primeras historias que me leyeron cuando era pequeña, por lo que ocupan un lugar especial en mi corazón. Para mí nos vinculan al pasado, y no me refiero solo al pasado reciente de nuestra infancia, sino a uno más lejano en el que la gente se sentaba entorno al fuego, que mantenía alejado la oscuridad, y contaba historias que eran realmente advertencias (por ejemplo, si caminas en el bosque y te sales del camino, serás devorado por un lobo). La ficción especulativa es un género que me atrae porque es la literatura de la posibilidad; te permite hacer volar tu imaginación. En tanto en cuanto mantengas la coherencia en el mundo que hayas construido, puedes hacer lo que tu imaginación y tus sueños te dicten. En lo que se refiere a los cuentos, me encanta que escondan mucho más de lo que se ve a simple vista; me gusta que, en sus variantes más antiguas, sean advertencias, cuentos de terror para nuestros antepasados, y también me gusta que podamos leer mensajes cifrados en ellos. Es estupendo que podamos reclamarlos del proceso de “Disneyficación” que han sufrido, y de las manos de gente miedosa tratando de “limpiarlos” para que las historias fueran aptas para niños. ¡Es bueno asustarse! ¡Te prepara para la vida!

AP: ¿Qué te ha inspirado a retomar los cuentos?


AS: Cuando decidí que quería dedicarme a escribir en serio, probé varios géneros, uno de ellos el chick lit o literatura femenina, pero no conseguí sentirme cómoda hasta que empecé a trabajar rescribiendo cuentos populares. El primero fue The Little Match Girl (La Pequeña Cerillera), y la historia me vino tan rápido que la terminé en una tarde. Entonces comprendí que había encontrado mi sitio.
Retomo los cuentos populares porque me gusta enfrentar al lector a una historia antigua pero desde una nueva perspectiva, despojándola de la capa civilizada y poco amenazadora que incorporan muchas de las versiones nuevas, para llegar hasta las cosas espantosas que se esconden dentro. Creo que es un reto, tomar algo tan familiar y transformarlo en una cosa desconocida, jugando con la idea alemana del unheimlich. Una de las razones por las que me encanta el trabajo de Angela Carter es porque ella consigue esto de manera brillante, y leer su The Bloody Chamber por primera vez fue toda una revelación, una luz que arrancó las vendas de mis ojos y que abrió mi mente.

AP: ¿Es esa una de las razones por las que te gusta tanto reescribir este tipo de narrativa?

AS: Siempre he dicho que, a un nivel básico y crucial, escribo para gestionar mis miedos. Algunos son terrores infantiles pero, si puedo escribir sobre ellos y trabajarlos, puedo controlarlos. Hay una razón por la que el primer cuento que reescribí es La Pequeña Cerillera: de pequeña, recuerdo a mi madre leyéndomelo por primera vez y mi llantina por el final tan cruel. Supongo que representaba para mí el miedo nada irracional de no ser querida, de estar sola, de perder a mi familia. Cuando escribí mi propia versión, me aseguré de que el personaje principal fuera voluntarioso, que tomara sus propias decisiones y las riendas de su vida (aunque su final no sea feliz). Además, tengo que hacer aquello que me satisfaga. ¿Estoy demasiado loca? O, quizás, simplemente me guste escribir cuentos.

AP: Cuentas con una bibliografía envidiable, el aplauso de la crítica y muchos reconocimientos. También tienes un doctorado en Escritura Creativa y numerosos trabajos publicados. ¿Cómo haces para escribir?

AS: Tengo la suerte de ser escritora freelance desde hace cuatro años y no he tenido que hacer malabares para compatibilizar un trabajo de oficina con escribir, aunque lo tuve que hacer cuando estudiaba, pues tenía que trabajar para pagar las facturas, y seguía escribiendo y editando historias para forjar mi carrera. Escribo casi todos los días; cuando no lo hago es porque me estoy documentando o atendiendo a otros menesteres asociados con este trabajo (¡como contestar a las preguntas de una entrevista!), o escribiendo sinopsis, editando, corrigiendo galeradas, o planificando el próximo proyecto. Los últimos meses han sido duros porque no me organicé bien, así que he estado tratando de terminar una novela y otra novella, así como dos colecciones de relatos… casi he terminado, pero ¡tendré más cuidado en el futuro!

AP: ¿Qué ha inspirado Of Sorrow and Such

AS: Me pidieron escribir una novella y tenía el personaje de Patience de un par de historias de mi primera colección Sourdough and Other Stories (ella aparecía en “Gallowberries” como una jovencita y en “Sister, Sister” como una anciana). Siempre quise saber qué le había sucedido en medio de esos cuentos y quería contar esa historia. Medité mucho sobre la forma en la que nuestro pasado puede volver para perseguirnos, incluso si tratamos de vivir una vida ejemplar y hacemos todo lo posible por expirar nuestros pecados de juventud. He leído mucho sobre las brujas, tanto en obras históricas como de ficción, y me rondaba un cuento antiguo que había leído en un libro que mi padre me dio hace más de treinta años sobre brujas que se transformaban en gatos. Quería utilizar aquello de alguna manera, y también quería trabajar y trastocar ideas sobre las brujas y las hermandades femeninas, tejiéndolas en una mezcla de cuento folk y popular… y quería que las mujeres terminaran sanas y salvas al final.

AP: ¿En qué estás trabajando en este momento?

AS: Ahora mismo estoy editando una novella titulada Darker Angels que va a incluirse en la colección A Feast of Sorrows. Estoy a punto de comenzar a corregir la novela Corpselight y tengo encargados cuatro relatos para escribir. Tengo otra novella más para editar, además de buscarle una editorial que la publique, y he empezado a documentarme para un libro sobre las películas de vampiros de la trilogía Karnstein de la Hammer Horror. ¡Necesito ponerme a escribir mi nueva novela, Restoration, para Jo Fletcher Books! Y también tengo que incorporar las correcciones finales de una nueva colección The Tallow-Wife and Other Tales, que es el tercer libro que cierra la serie Sourdough.

AP: Tus historias incorporan personajes femeninos fuertes. ¿Cuán importante es para ti que estén presentes en tus historias?

AS: Es muy importante: soy una mujer, ¿por qué no iba a escribir sobre personajes femeninos? Es importante que en fantasía haya voces femeninas que no siempre digan “Oh, ¿no habrá ningún hombre grande y fuerte que venga y me rescate? ¡Se me ha caído el bikini plateado!”

AP: ¿Crees que ha cambiado el papel de las autoras en el género fantástico?

AS: Espero que sí, que estemos ampliando la audiencia y que cada vez más lectores apuesten por descubrir lo que ofrecemos a través de nuestros cuentos. No todo el mundo quiere reescribir Conan, El Bárbaro. Hay muchas mujeres que están escribiendo fantasía maravillosa como Kate Elliott, Kristin Cashore, Elspeth Cooper o Juliet Marillier, y el trabajo de Sara Douglass es increíble.

AP: ¿Cuál es tu autora favorita?

AS: ¡Es demasiado difícil elegir solo una! Propongo una lista, aunque no esté completa de ninguna manera: Tanith Lee, Angela Carter, Margo Lanagan, Zen Cho, Nnedi Okorafor, Lisa L. Hannett, Damien Angelica Walters, Juliet Marillier, Nalo Hopkinson, Barbara Hambly, Caitlín R. Kiernan, Aliette De Bodard ... 

lunes, 23 de enero de 2017

La fantasía oscura de Angela Slatter


El año pasado deambulaba por la biblioteca de Copenhague cuando pasé por el lomo de un libro que denotaba no haber sido leído, apenas tocado, titulado The Girl With no Hands, de Angela Slatter. Me llamó la atención y, siguiendo mi instinto, me lo llevé. Aquel libro me hizo explotar la cabeza. Desde entonces me he leído decenas de cuentos de la autora y una novela suya. Por eso me he unido al proyecto #AdoptaUnaAutora, donde cada blog/medio apadrina a una autora y da a conocer su obra y vida. Mi caso es el de Angela Slatter, una escritora australiana que puedo definir como mi escritora de relatos de género fantástico preferida. 


Dr Angela Slatter (Fotografía de David Pollitt, June 2010)


¿Quién es Angela Slatter?

Angela Slatter nació en Australia, en 1967, y actualmente vive en Brisbane. Es doctora en escritura creativa y profesora de la misma en la Queensland University of Technology. En 2005 decidió dedicarse en exclusiva a la escritura, y desde entonces no ha hecho otra cosa. Por desgracia, es una autora relativamente desconocida fuera de su país, aunque en 2015 publicó la "novella" Of Sorrow and Such en la editorial norteamericana Tor.com, obra que la presentó a un público anglosajón mucho más amplio. Es difícil resumir y comentar toda la obra de Slatter, ya que se especializa en relatos o novelas cortas, y muchos de sus textos salen publicados en variadísimas antologías anglosajonas de muchísimas temáticas, y no siempre de género fantástico, por lo que es todo un reto tratar de leerlo todo. Para esta carta de presentación, os voy a mencionar sus principales libros y recopilaciones de relatos. 





Su estilo narrativo, como ella misma define en su página web, se caracteriza por estar centrado en la ficción especulativa, y en concreto en textos cortos. La fantasía oscura (Dark Fantasy) y el terror son los dos géneros con los que se siente más cómoda. En muchos de sus textos vemos retellings de cuentos de hadas tradicionales, distorsionados y modificados bajo el prisma de la autora. En The Girl With no Hands (Ticonderoga Publications, 2010) encontramos cuentos sobre Caperucita Roja, o un Hansel y Grettel un tanto especial. Pero también hay relatos apasionantes y originales, como por ejemplo una chica cuya piel está repleta de palabras, las cuales fluctúan y cambian. En su piel está toda la literatura del mundo, y los hombres pueden leerla cuando hacen el amor con ella. Su cuerpo se convierte en objeto de deseo sexual y de erudición. The Girl With no Hands fue finalista en 2010 para el Australian Shadows Award En 2010 también publicó Sourdough and Other Stories (Tartarus Press) que está descatalogado y es dificilísimo de encontrar (además de por ser editorial australiana). Este libro de cuentos fue finalista para el World Fantasy Award, uno de los premios más importantes y reconocidos de fantasía. El propio Jeff Vandermeer hizo una crítica de este volumen de relatos calificándolo de "brillante, muscular, y original". 

Pero no sería hasta el 2012 cuando ganó su primer premio importante con el relato The Coffin-Maker's Daughter (que podéis leer gratis en la revista Nightmare) el cual presenta a la hija de un fabricante de ataúdes y su tumultuosa vida fabricando cajas para enterrar a los muertos y evitar que los espíritus salgan de ellas. Este relato se incluirá en la antología Dark Fantasies, que edita Mariano Villarreal y el cual yo mismo he tenido el inmenso honor de poder traducir. Angela Slatter destaca por su particular estilo oscuro, en el cual otorga giros de guion muy inteligentes, y que bebe de una tradición literaria casi gótica, pero que a la vez es tremendamente contemporánea. Esa fusión de estilos, que puede parecer contradictoria (mucha descripción pero a la vez muy poca), le confiere a sus textos atmósferas atemporales, tan propias de los cuentos de hadas. Midnight and Moonshine (Ticonderoga Publications, 2012), es una novela peculiar. Escrita a cuatro manos junto a  Lisa L. Hannet . Esta obra tiene inspiración en los mitos nórdicos, donde de hecho la protagonista tiene mucho que ver con los cuervos de Odin. Está compuesta de relatos cortos que van construyendo una historia generacional. Es de las novelas mejores escritas que he leído jamás sobre mitología nórdica.


En 2014 publicó The Bitterwood Bible and Other Recountings (Tartarus Press) que fue coganadora del World Fantasy Award de 2015. Este libro de cuentos vuelve de nuevo a mostrar lo mejor de la autora con sus historias sobre cuentos de hadas. La edición en tapa dura es preciosa y está llena de ilustraciones. Con esta antología y el premio, Angela Slatter se situaría en el punto de mira de Tor. En 2015 se publica en Tor.com una novela corta que pasa a formar parte de la vanguardia de la línea editorial de Tor.com, esta es Of Sorrow and Such, una novela excepcional, y hasta ahora de lo mejor del catálogo de Tor.com. Ripper es un relato que publicó en 2015 en la antología Horrorolog, de la editorial Jo Fletcher Books y que le abriría las puertas de la misma. En 2016 publicaría Finnegan's Fieldun relato largo en la propia web de Tor.com (que se puede leer de forma gratuita). Este relato de fantasía oscura cuenta la historia de una niña que reaparece en su familia tras 3 años de haber estado desaparecido. Solo que no es del todo la misma niña. Y este mismo año, se publicaría su primera novela, Vigil (Jo Fletcher Books, 2016). Una novela de fantasía urbana que expande el universo de uno de sus relatos, "Brisneyland by Night". Está pensada para ser una trilogía, y la segunda novela, Corpselight se publica en 2017, y Restoration en 2018. Vigil es el trabajo más extenso y más laborioso de Angela Slatter hasta la fecha. Una novela repleta de personajes oscuros, con doble cara, maquiavélicos. Con una atmósfera oscura y diferente. Pero quizá lo más sorprendente de esta novela, es que utiliza la fantasía urbana como una herramienta para hablarnos sobre la mitología urbana que reside entre nosotros, la cual puede que sea más antigua de lo que realmente es. Para finalizar, en enero de 2017 se publicó su más reciente trabajo: Winter Children (Ps Publishing). Un libro de relatos de terror protagonizados por niños. Por ahora no os puedo contar más, pues acabo de pedir mi ejemplar. Pero seguro que llegados a este punto, comprenderéis que Slatter es sello de calidad.


Y así llegamos al final de este viaje. Angela Slatter es una autora necesaria, cuya labor literaria no resuena tanto dentro del género por razones que no alcanzo a comprender. Su estilo narrativo es como un buen vino, es difícil habituarte, pero una vez que empiezas a reconocer los sabores y aromas, no puedes beber vinos baratos. Necesitas la cosecha Angela Slatter. Os recomiendo que la sigáis en Twitter, donde además de colgar fotos de sus perretes, suele comentar cosas interesantes sobre literatura. Además, siempre contesta.


Bibliografía

Angela es una autora prolífica en cuanto a textos breves, por lo que voy a citar solo sus libros recopilatorios, sus novelas, y algún relato o novela larga que considero imprescindible.

Novelas:
Vigil (Jo Fletcher Books, 2016)
Corpselight (Jo Fletcher Books, 2017)

Libros de relatos:
Sourdough and Other Stories (Tartarus Press, 2010)
The Girl With no Hands and Other Tales (Ticonderoga Publications, 2010)
Midnight and Moonshine, con Lisa L. Hannet (Ticonderoga Publications, 2012)
The Bitterwood Bible and Other Recountings (Tartarus Press, 2014)
Black-Winged Angels (Ticonderoga Publications, 2014)
The Female Factory, con Lisa L. Hannet (Twelfth Planet Press, 2014)
Winter Children and Other Chilling Tales (PS Publishing, 2017)

Relatos o novelas cortas:
Of Sorrow and Such (Tor.com, 2015)